jueves, 31 de diciembre de 2009

¡¡Críe usted naturalistas para esto!!



La verdad es que me da un poco de vergüenza reconocerlo. No sé, parece que fuera mal padre si digo abiertamente que se vive estupendamente cuando los niños se nos marchan de casa. Pero las cosas son como son, cuando acaban las vacaciones y se van, me da un poco de pena, es cierto, y hasta se me forma un nudillo en la garganta… pero al rato se me pasa. Y entonces, cuando mi compi de la vida y servidor nos volvemos a quedar solos, se nos esfuman las prisas, y las urgencias para comer o no comer, o para poner lavadoras y planchar… y, lo que es más interesante: uno YA NO se siente vigilado por sus propios hijos…

— ¡¿QUIÉN HA TIRADO UNA BABOSA POR EL WATER?! — gritó mi hijo Alejandro (el que va para biólogo-naturalista… o sea, este espécimen en concreto) desde el fondo de la casa.

Mi compi y servidor nos miramos con ojos culpables, como pillados in fraganti en mitad de una travesura inconfesable. Y al cabo de un silencio demasiado largo, con la cara crispada, como la que espera un latigazo, y resignada, respondió ella:

— He sido yo, cariño… es que salen por el patio y me da mucho asco.

— Y no has tirado de la cisterna, ¿verdad?

— Pues no, hijo… por una babosa no voy a desperdiciar cinco litros de agua. ¿Por qué lo dices?

— Porque estaba encima de la TA-PA-DE-RA, bo-ni-ta… — dijo el chaval asomado a la puerta del salón con la babosa en la mano. Y entonces, sin hacer caso de las protestas de su madre, la colocó sobre la maceta de aspidistra.

— ¡Dile algo al niño! —me dijo la chiquilla como si yo tuviera que solucionar el contencioso entre la babosa, el niño y la aspidistra—, que se va a comer la maceta el bicho ese…

— Pues yo creo, cariño, que la babosa merece vivir ­—le contesté—. ¡Qué quieres que te diga! Si ha escapado del retrete, merece otra oportunidad, ¿no crees?… yo te la daría.

…al final la chiquilla se enfadó con servidor. ¡Y yo no sé por qué me ocurren estas cosas! ¡Qué poquito me quejo, pordiosbendito, qué poquito!



lunes, 28 de diciembre de 2009

Fotos furtivas: ¡INOCENTE, INOCENTE!



28 de Diciembre: La inocencia de un niño enternece al adulto, y lo desarma. Mi compi de la vida diría que la inocencia lo convierte en comestible, y que por eso hay que comérselos cuando aún son pequeños. Es lo mismo que estaría pensando mi amiga Marbelita de su nieta Reyes, de casi tres añitos…

“…esa maravillosa época en que los niños se lo creen todo y se asustan de todo. Me fascina la cara que pone cuando le paso la peli de Blancanieves, y desde el principio me dice: ‘Abuela, ahora viene la buja’. O cuando le pongo la de Cenicienta y dice: ‘¿Dónde están las hermanas malas?’. Los pobres se creen a pies juntilla todo lo que les contamos, todo lo que ven... ya sea bueno o malo”

Decíamos en ese post anterior que durante un tiempo la realidad y la fantasía conviven en los niños en el mismo plano de existencia, pero que el tiempo, la experiencia y la educación nos aclaran estas cosas… excepto en lo referente a dioses, ángeles y demonios, que nos los siguen manteniendo tan reales como un plato de macarrones. Por eso el comentario de Maribel resulta demoledor…

¿Qué pasaría si dejamos creer a Reyes en la existencia real de su buja para el resto de la vida? Es decir, ¿qué pasaría si sus mayores, sus educadores, los sacerdotes y toda persona con algún ascendente moral sobre la niña le hiciéramos creer en la realidad de la buja de Blancanieves, y que como no se porte bien saldrá por la noche de su armario para pincharla con su verruga?

Lo creería. Y con ello habríamos creado otro despropósito de ser humano…

Algo hay en los seres humanos que nos predispone a creer cualquier cosa, por irracional que sea. Sí… algo de esa confusión infantil queda latente en el adulto y le predispone para aceptar cualquier tontería como algo real. Y seguramente el hecho de que muchos se empeñen en mantener la presencia real de dioses, ángeles y demonios no es ajeno a este despropósito de educación colectiva y a la tendencia que tenemos a seguir creyendo en absurdos.

¿Hasta cuando tenemos entonces que mantener las apariencias de respetabilidad delante de estos manipuladores de la realidad que buscan un mejor control de los individuos? Dicho con palabras más claras: es una soberana vergüenza que sigamos escuchando las palabras de todos los clérigos de todas las religiones; y, lo que es peor, es una vergüenza que sigamos rindiéndoles pleitesía como si por el solo hecho de ser clérigos fuesen respetables.

Hay días que siento mucha vergüenza ajena, la verdad.




jueves, 24 de diciembre de 2009

Fotos en un tubo: Navidad de luces



No sé, siempre imagino la Navidad con frío y llena de luces. Desearía eso, un mundo lleno de luces para todos, especialmente para los que tienen en sus manos el poder de decidir el bienestar de muchos hombres y la salud del mundo.



martes, 22 de diciembre de 2009

Fotos furtivas: Ventana a mundos de fantasía


El niño seguía, ensimismado, las penurias de los dinosaurios que huían hacia un valle fértil y bello. El pequeño tocaba la pantalla con ternura y miraba directamente a los ojos tristes del dinosaurio… Y mientras el niño seguía fascinado y preso de la pantalla, servidor seguía fascinado y preso del niño…

Dicen los que saben de estas cosas que, al principio, los cachorros humanos no distinguen qué es real y qué es fantasía… que para ellos, ambas percepciones se sitúan en el mismo plano de existencia, y que la línea que separa lo real de la fantasía es tan frágil que una y otra inundan la realidad del niño… y viceversa. Por eso, asustarles con el hombre del sacoo con el demonio funciona estupendamente… ¡para ellos son tan reales como mamá oCaperucita Roja!

Pero llegado el momento, los mayores se encargaron de desmontar nuestras ilusiones y nuestras fantasías infantiles… y así murieron el Ratoncito Pérez, los Reyes Magos o Papá Noël. Sí, así murieron las fantasías... pero no todas. No, no todas porque, asombrosamente, nos dejaron vivo al peor de los monstruos posibles: Satanás, Lucifer, el demonio, el peor enemigo de Dios. Posiblemente porque, al fin y al cabo, desmentir su existencia también era negar a Jesucristo, al mismo Dios. Sí, nos dejaron vivo y latente en el corazón al peor enemigo de todos… ¡hay que ser crueles... y listos!

…el pequeño tocaba la pantalla con ternura y miraba directamente a los ojos tristes del dinosaurio…




sábado, 19 de diciembre de 2009

¡¡Exclusiva para los lectores de este blog!!

¡Belén Esteban lee un libro!
No se pierda los detalles del proceso lector



Como comprenderás, amigo, solo era una broma. La realidad es que el nuevo careto de Belén Esteban acaparó anoche la máxima audiencia de las televisiones de España (3.147.000 espectadores y un 26% de share) y no la lectura de su primer libro…

…y el lamentable hecho de que la Esteban hablara no cambió la tendencia.

Sí… a veces me avergüenza este país, pero no por la Esteban precisamente, que la pobre ya lleva lo suyo, me avergüenzo por nosotros, los espectadores.

Vale, puede que sea verdad, ahora la Esteban está más mona, pero yo prefiero a personas bellas, como Aminetu.



jueves, 17 de diciembre de 2009

Los pies de Franco


Franco era pequeño, más bien barrigoncete y con mala leche, con muy mala leche, la verdad —lo digo porque me acuerdo personalmente de los tres detalles—… aunque, por entonces, el niño tenía una idea más amable del personaje; que era la imagen que nos ofrecía el No-Do, o sea, un abuelete pescador de salmones, bonachón y cariñoso con sus nietecitas. Eso sí, al niño, las nietas le parecían repelentes y virtuosas niñas de colegio de pago… de monjitas, por supuesto.

O sea, estoy hablando de Franco, el dictador que gobernó a todos los españoles, quisieran o no, durante los cuarenta años… que había dejado sus huellas en Ceuta en el año 36, exactamente el 5 de agosto. Ese día, según cuentan las crónicas del Régimen, se apostó, prismáticos en mano, en la loma de San Antonio, a mitad de camino entre la playa de San Amaro y la fortaleza-presidio del Monte Hacho, y desde allí dirigió con resuelto ademán elConvoy de la Victoria, que fue cuando, en hábil y peligrosa maniobra —sin olvidar la inestimable ayudita de la Virgen de África, fervorosa defensora de los ejércitos nacionales—, logró burlar el bloqueo naval republicano del Estrecho (el de Gibraltar, claro), y transbordar buena parte del ejercito de África, la elite del ejército de España, a la península. Desde ese momento, la suerte estaba echada a favor de los rebeldes, que entonces eranlos buenos de la película, porque, ¡válgamedios!, para eso se gana una guerra y una posguerra, sobre todo la posguerra.

Imagen de la Santísima Virgen de África, patrona de Ceuta, protegiendo al Convoy de la Victoria. “…y la Virgen de África iba en nuestros corazones…”, decían los legionarios. / Postal de la época.

Pues en ese lugar de Ceuta levantaron los vencedores un monumento en torno a las huellas de los pies de Franco… cuando el niño veía la enormidad de esas huellas de hormigón comprendía la grandeza del personaje que tanto salía en el No-Do. Aquellas marcas en el suelo eran la referencia para medir el paso del tiempo… ¡¡Mira, papá, soy Franco!!

Sí, recuerdo que el niño introducía los zapatos de domingo en la impronta del gran hombre… pero, inevitablemente, el tiempo las fue empequeñeciendo en todos los sentidos. Y llegaron a ser tan pequeñas que entonces fue un placer hollarlas con saña…

Sí… con el tiempo pasa eso. A todos coloca en su sitio el tiempo. El tiempo convierte en efímeras las cosas que parecían eternas. Por eso, poco tiempo le debe quedar a los Pies de Franco… y no sé qué sería lo más honesto. Tampoco sé si hay que ser honestos, generosos, rectos o prácticos… ¿Hay que olvidar los Pies de Franco en un rincón o dejarlos en su sitio para recordar la ignominia de unos hombres contra otros hombres? O sea, ¿olvidar de una puñetera vez o tener presente la pedagogía de una guerra fraticida?

No paro de hacerme la pregunta… tal vez porque no me gusta la respuesta que me doy a mí mismo.



lunes, 14 de diciembre de 2009

Cuestiones balísticas: Hipatia de la Isla

— ¡No puede ser! —dijo ella con buen humor y mirando un punto lejano— Y te digo una cosa, pequeño: que no me quiero morir sin comprenderlo.

¡Uf! Cuando servidor le escucha plantear asuntos así me echo a temblar. ¿Qué cosa tendría en la cabeza?

Íbamos a desayunar un despejado sábado de diciembre. Delante de nosotros, una preciosa luna menguante, aún por encima del horizonte, y detrás, un sol recién salido en la fresca mañana de invierno. Y, en lugar de ponérseme romántica y cristalina, continuó la chiquilla con los ojillos entrecerrados, como pensando muy intensamente:

— Si tenemos ahí detrás el sol… ¿lo estás viendo? (sí, cariño, lo veo) Y le está dando de lleno a la Luna, que la tenemos ahí delante… ¿la estás viendo? (sí, cariño, la veo)Entonces, si el Sol está iluminando frontal y directamente a la luna ¿por qué puñetas no la vemos entera, como Dios manda?


Me encanta esta chiquilla, pasan los días y los años y me sigue sorprendiendo… cuando se le ocurren cosas como estas la miro dos veces, una como si fuera la primera vez que la veo, y luego tratando de reconocerla: hoy jugaba a ser Hipatia de Alejandría… ¡quería entender cómo se forman las fases lunares cuando teníamos pendiente hacer la compra, cocinar para el niño que venía de Sevilla a pasar el puente de diciembre, con un cerro de ropa para planchar, con la cama sin sábanas y la comida del fin de semana por plantear! ¡Las fases lunares, con doh cohone!

Fue un desayuno interesante, a ninguno de los dos nos habían enseñado en la escuela estos asuntos y nunca nos habíamos parado a pensar en la cuestión… la vida tiene tantas complicaciones como para ponerse a descubrir, motu proprio, y sin necesidad la mecánica lunar. Pero se supone que a estas alturas de la vida deberíamos tener los elementos suficientes como para lograr esta comprensión…

…se supone… je, je, je.
·

Las manos de Hipatia de la Isla (La Balita) empeñada ella en el cálculo de los
ciclos lunares (con sus fracciones y todo) que caben en un año terrestre de 365 días



lunes, 7 de diciembre de 2009

El desierto de Aminetou Haidar




El desierto de la mujer que caminaba en libertad
está cubierto de arenas tibias y dunas como almohadas
porque así es la casa de los padres,
siempre cálida, mullida... con olor a leña y a pan

El desierto de Aminetou Haidar se llenará de luz dorada,
de sombras azules, de agua con sabor a fresa...
...y se llenará de brisa fresca cuando llegue esa mujer,
la que dormita y solo quiere volver.


-------------------------------------------------------
La imagen pertenece a la serie Fotos en un tubo.
"Gotita de fenolftaleina y matraz de complejo amoniacal"



No mueras, Aminatu

No deberías morir, mujer. Porque eres muy valiosa viva, y porque tu muerte apenará a millones de personas, las de tu pueblo saharaui y otras muchas en todo el mundo… y alegrará solo a un puñado de miserables, entre ellos a un pequeño reyezuelo que no merece gobernar un pueblo hermano…

Imagina que mueres, Aminatu, que llegas al fin de la batalla, de tu batalla; y ante tu cadáver llega un niño, de esos miles de criaturas que nunca vio el mar porque otros hombres le privaron de su tierra y de su cielo, y te dice:

— «No mueras, te amo tanto, Aminatu»

Pero tu cadáver ¡ay! seguirá muriendo. Y se te acercan dos y repiten:

— «No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!»

Pero tu cadáver ¡ay! seguirá muriendo. Pero tal vez acudan ante tu cadáver veinte, cien, mil, quinientos mil, clamando:

— «Tanto amor, y no poder nada contra la muerte»

Pero tu cadáver seguirá muriendo, Aminatu. Sin embargo, imagina por una vez que te rodean millones de individuos con un ruego común:


— «¡Quédate, hermana!»

Y aún así seguirás muriendo, Aminatu. Pero ¿Y si entonces, todos los hombres de la tierra te rodearan? Les verías, mujer. Y tu cadáver triste, emocionado, se incorporaría lentamente, abrazarías al primer hombre; echarías a andar…

Tal vez es eso lo que quieres, Aminatu… pero ahórranos la pena, mujer. ¡Vive!


MASA

Al fin de la batalla,
y muerto el combatiente, vino hacia él un hombre
y le dijo: «No mueras, te amo tanto!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Se le acercaron dos y repitiéronle:
«No nos dejes! ¡Valor! ¡Vuelve a la vida!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Acudieron a él veinte, cien, mil, quinientos mil,
clamando: «Tanto amor, y no poder nada contra la muerte!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Le rodearon millones de individuos,
con un ruego común: «¡Quédate hermano!»
Pero el cadáver ¡ay! siguió muriendo.

Entonces, todos los hombres de la tierra
le rodearon; les vio el cadáver triste, emocionado;
incorporóse lentamente,
abrazó al primer hombre; echóse a andar…

César Vallejo

10 de noviembre de 1937

http://www.patriagrande.net/peru/cesar.vallejo/index.html



viernes, 4 de diciembre de 2009

Crucifijos de discordia

Ayer oí al cardenal Rouco Varela, presidente de la Conferencia Episcopal Española, decir, en relación con la retirada de los crucifijos de las aulas, que

"…la democracia funciona con la libertad, no con la imposición…”

FALTA FOTO

Je, je, je… no sé yo, pero este señor paréceme que está perdiendo facultades: nos ha puesto a huevo la respuesta… ¿Cómo se le ocurre a usted hablar de imposiciones,hombrededios?

¡Eres un enorme trolero! ¿Ya no recuerdas la cantidad de siglos que nos impusisteis a palo, tortura, sangre y fuego vuestra única religión? ¿Tampoco recuerdas comoimpusisteis silencio a Galileo y a tantos otros? ¿No recuerdas ya la cantidad de generaciones castradas mental y emocionalmente que habéis fabricado con vuestras mentiras impuestas? …que nos impusisteis vuestros miedos inventados en el corazón; en el pensamiento, el chantaje supremo a cambio de obediencia; y en la cabeza, vuestro horror al sexo. ¿No recuerdas ya, so capullo, la cantidad de libros que nos prohibisteis leer para que siguiéramos adocenados, sin comprender el mundo…? Y lo hacíais para que siguiéramos siendo ignorantes, como vosotros, y para imponer con facilidad vuestra macabra ideología de sumisión… y lo conseguisteis, ¡ya lo creo! Conseguisteis que fuéramos dóciles corderitos, rebaños de hombres y mujeres adocenados, pastoreados por vosotros, los Roucos de entonces, disfrazados de curas bonachones… ¿No recuerdas ya,listillo de pacotilla, que nos convertisteis en personas atemorizadas, sin el menor sentido crítico, sin ideas y sin capacidad de pensar? ¡Madremía, qué inmenso poder teníais! Y pensar que muchos de vosotros sólo eran un grupo de potenciales pederastas…

Parece increíble. Hoy no soy capaz de entender cómo fuimos tan imbéciles… tal vez porque lo hicisteis muy bien, hay que decirlo y reconocerlo. Pues por esas obras que hicisteis, para muchos, el símbolo que cristaliza esos comportamientos es precisamente el crucifijo. Y eso ya no podemos evitarlo, ni vosotros ni nosotros.

Vuestro tiempo está pasando, señor Rouco, y ese crucifijo que os representa ya no cabe en el espacio público. Muy a vuestro pesar, ya no podéis imponerlo en el espacio de todos, y caerá por su propio peso más temprano que tarde…

Pero, con todo, no son estas las razones que justifican el ostracismo del crucifijo en lo público, no. No son esas las razones porque otras muchas personas decentes tienen una percepción diametralmente opuesta. Para ellos el crucifijo sigue siendo el símbolo de una religión de tolerancia y amor —sobre esta contradicción puedes mirar el post anterior—. Lo que mandará el crucifijo a su espacio natural —las iglesias y los hogares— es una simple cuestión de respeto hacia todas las creencias e increencias. Es menester que aceptéis que no tenéis derecho a mantener las prebendas sociales, ni la hegemonía ancestral de que gozasteis, ni la prepotencia de ser los orgullosos poseedores de la Única Verdad… aquí, en la cosa pública, tenemos que vivir todos, con sus verdades, sus mentiras y sus relativismos.

Y creo que deberíais hacer un valioso favor a la feligresía —si es que os queda una pizca de decencia—, que son todas esas personas de bien, decentes y honestas que aman elcrucifijo como algo valioso… a estas personas deberíais ayudarles a entender y a aceptar que el lugar de la cruz esta las iglesias y en los hogares, y que eso no es un deshonor. Que el espacio público es la cancha de todos, crédulos e incrédulos, sin molestarnos mutuamente… Nos ahorraremos tiempo y ganaremos en armonía.

P.D. Esta imagen portentosa del cura entre las trabajadoras de la Empresa Nacional Bazán, años 50 (es una verdadera enciclopedia en sí misma), pertenece al patrimonio gráfico de Ángel López González, de San Fernando, Cádiz. Está extraída de su blog Recuerdos de la Isla de León

jueves, 3 de diciembre de 2009

Terrorismo religioso


Seguramente el problema es que no hay un único Islam, hay muchos… de la misma forma que no existe un único cristianismo; ni siquiera — por mucha unidad que quiera aparentar la jerarquía vaticana— un solo catolicismo.

Son musulmanes los piadosos estudiantes del Corán que esclavizan a sus propias mujeres, pero los pacíficos hombres de chilaba blanca que yo he conocido en el norte de África también lo son. Son musulmanes los que condenan el adulterio de sus mujeres con lapidación, en juicios sin garantías; y son musulmanes los que lanzan las piedras hasta que mueren. Y son musulmanes los que eligen una vara del grosor adecuado para castigar a su mujer… y los que las respetan realmente hasta permitirles elegir un burka, un velo o nada. También son musulmanes los que apañan casamientos sin el consentimiento de los conyuges… y, claro, también se dicen musulmanes los mártires que se autoinmolan con explosivos para matar a otros, y los que condenan esa atrocidad, también. Sí, y además, son musulmanes multitud de hombres y mujeres que viven su vida en paz y en armonia, con ellos y con su entorno. Y conste que los cristianos eran así hace nada de tiempo. Y hoy podríamos buscar ejemplos equivalentes para los catolicismos que coexisten, desde los que justifican guerras justas hasta los que ponen la otra mejilla. Me parece —aunque todavía no sea evidente ni aceptado universalmente— que la religión iguala a los hombres… a la baja.

Acabo de escuchar a un musulmán de Tánger y residente en Valencia, justamente indignado porque unos bandidos se autoproclaman musulmanes y se amparan en el Islam para secuestrar a tres cooperantes españoles que precisamente iban a África a ayudar…

— ¡Esos terroristas no pueden ser musulmanes —decía— A mí me enseñaron mis padres a respetar a todos. Y en Tánger hay un obispo y hay monjas. Y en Ceuta y Melilla hay judíos, cristianos y musulmanes y no pasa nada. Yo tengo muchos amigos cristianos, y desde pequeño, respeto y saludo a las monjitas y eso es lo normal entre los musulmanes… ¡El Islam es una religión de respeto y no tiene nada que ver con esos salvajes!

Estoy de acuerdo con él. Pero seguramente ese es el problema, que el Islam no es realmente UNA única religión. Al igual que las otras dos religiones reveladas, el Islam se sustenta en un libro absoluta y profundamente contradictorio, donde es posible seleccionar cualquier párrafo para justificar cualquier atrocidad o cualquier comportamiento admirable… ¡o los contrarios! Esa coexistencia de los contrarios en el mismo Libro (Torá, Biblia, Corán) —aceptados además como dictado por el mismísimo Yavhé, Dios o Alá (¡vaya birria de revelaciones!)— permite diseñar una religión a la carta, que no es más que una ideología susceptible de mil interpretaciones... todas ellas verdaderas, por supuesto.

Y esa religión-ideología —que gobierna todos los aspectos de los hombres musulmanes, que dice tener respuesta para todos los problemas del hombre y, lo que es peor, con vocación de gobernar lo público y lo privado de todos los hombres del planeta—, es un sistema de valores para justificar los intereses de la cúpula que define la propia ideología religiosa… Es decir, esto quiero, esto justifico. Y conste que la única diferencia con los modos católicos es que estos están en franca regresión. La laicidad gana terreno en las sociedades occidentales… mientras que el Islam es la tabla salvadora e identitaria de muchas sociedades que no han pasado por el filtro de un siglo XVIII. ¡Y falta nos hace a todos que lo pasen de una puñetera vez! (Dicho esto sin olvidar la parte de gran culpa que el occidente, cristiano y opresor, tiene)

Artículo 18 de la Declaración Universal de los Derechos humanos:

Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión; este derecho incluye la libertad de cambiar de religión o de creencia, así como la libertad de manifestar su religión o su creencia, individual y colectivamente, tanto en público como en privado, por la enseñanza, la práctica, el culto y la observancia.

…yo prefiero que las religiones se queden en las iglesias, mezquitas y sinagogas; allí donde no interfieran la convivencia de los hombres; y que estos no tengan la posibilidad de usarlas como excusa (como ideología) para justificar sus disputas y sus guerras. Sí… otra historia tendríamos si las leyes que gobierna el comportamiento de los hombres fuesen leyes humanas, no dictadas por dioses tan primitivos, furibundos, dañinos e injustos.

Desconozco el origen de las dos imágenes. La primera es un Santiago matamoros; en la segunda, unos suicidas de hamás juegan a los suicidas con un niño...




martes, 1 de diciembre de 2009

Los altruistas no tienen precio


Pasan demasiadas cosas en el mundo. Demasiadas y al mismo tiempo. Son cosas que desbordan al homo sapiens venido a menos… y ocurre entonces que las dejo pasar. Sí, me olvido de lo que acontece ahí afuera y recurro a las sombras que barren la mesa, y dejo que el mundo y sus cosas pasen como si no me importaran, como el que ve los toros desde la barrera… sin implicarse; sea lo que sea, no va conmigo… yo solo pasaba por aquí, esta no es mi guerra… que apenquen otros…

…por eso admiro profundamente a las personas que se implican personal y físicamente en cuestiones de solidaridad, sin recibir dinero a cambio y apenas un reconocimiento… estoy pensando en los tres secuestrados en Mauritania por la sucursal de Al Qaeda en el Magreb; o en un cuñao implicado en el banco de alimentos de Córdoba; o en varias viejas amigas (personales y virtuales) que trabajan numerosas horas en oeneges; incluso tengo conocidos políticos que han aceptado ponerse al pie de los caballos a sabiendas de que lo van a destrozar personal y profesionalmente… son gentes que no hablan de caridad, sino de derechos, y para eso ponen sus propias manos a la obra.

Sí, hay gente valiente y admirable, que regalan su tiempo y sus saberes, o se expone a peligros sin que nadie les obligue. La existencia de los altruistas es un regalo valiosísimo, y su ejemplo no tiene precio.

¿Qué sería del mundo sin su ejemplo?

jueves, 26 de noviembre de 2009

Excomunión para Bono, el proabortista

…llueve y hoy discuten en el parlamento español la llamada ley del aborto. Los obispos, encabezados por Martínez Camino, deben estar tomando nota, lista en mano, para ver a que parlamentarios excomulgan… a sociatas y comunistas ya los deben tener apuntados, la duda y la expectación está en los parlamentarios de la derecha… Por ejemplo, ¿qué votará Celia Villalobos? Porque la malagueña, en esto del aborto, siempre ha ido por libre. Y otro a quien deberían vigilar los obispos es a José Bono, que se define abiertamente católico practicante, incluso le reconoce mucha autoridad moral a la clerigalla… pero no deja de estar afiliado en un partido de izquierda posible. Y a servidor le gustaría escuchar —tal vez ambos lo hayan hecho— los malabares dialécticos para compaginar sus posiciones como personas de fe versus personas de partido laico. No sé… seguro que buscan y encuentran una explicación adecuada para salir airosos. (P.D. Luego he sabido que ambos han sido disciplinados con su voto… o sea, que al bueno de Bono me lo van a excomulgar to enterito)

Y, es que, la obediencia doctrinal que exige la clerigalla a los parlamentarios católicos es una exigencia torticera y sibilina, que choca frontalmente con su labor legislativa, porque ellos —los parlamentarios— no son hombres de iglesia; se deben única y exclusivamente a los ciudadanos que les han votado, crédulos e incrédulos.

Y, es que, la clerigalla catolicista es muy lista —tiene que serlo para haber sobrevivido tanto tiempo y seguir provocando el respeto de muchos—, entre otras cosas porque sigue proclamando como una verdad incuestionable que cualquier autoridad emana directamente de Dios… Y esto lo dicen, y lo repiten, cada domingo y fiesta de guardar, que no hay autoridad sino de parte de Dios, y las que hay, por Dios han sido establecidas… De modo que quien se opone a la autoridad, a lo establecido por Dios, resiste; y los que resisten, acarrean condenación para sí mismos. (Carta de Pablo a los Romanos, 13: 1 y 2)… ¡Dios mío, y se quedan tan anchos!

Recordemos que desde que Constantino se alió con los cristianos para derrotar a Magencio, hasta el mismísimo Franco, todos los príncipes obtuvieron su autoridad por la gracia de Dios. ¿Y quienes interpretan los designios de Dios sino los propios clérigos? Conseguir que reyes y emperadores se humillaran ante papas y obispos era el verdadero poder… Este genial invento de un neurótico iluminado —Pablo de Tarso— es el germen de la teocracia a la que los obispos españoles no parecen renunciar.

Y es que inducir a los parlamentarios hacia un voto determinado mediante el chantaje de la excomunión significa que los obispos desprecian olímpicamente la democracia… cosa que ya sabíamos desde Paulo de Taso, pero si algún parlamentario les hace caso es que hemos elegido a imbéciles.

Simplemente no son de este tiempo. La clerigalla catolicista –y por extensión los seguidores de Yhavé y Alá- debería renunciar al mundo terrenal y dedicarse a lo espiritual, dentro y solo dentro de sus templos, sin molestar.



martes, 24 de noviembre de 2009

Carta de Saramago a Aminatu Haidar

Copio y pego esta carta de José Saramago a la ciudadana saharaui Aminatu Haidar, publicada enwww.diariodelanzarote.com, y que mi amiga, la Jubilata Plateada, a tenido a bien remitirme... un beso para ella y otro, si sirviera de algo, para Aminatu.

José Saramago / [Lunes, 23 de noviembre de 2009]

Querida Aminatu Haidar,

Si estuviera en Lanzarote, estaría contigo. Y no porque sea también un militante separatista, como te ha definido el embajador de Marruecos, sino precisamente por todo lo contrario: creo que el planeta es de todos y todos tenemos derecho a nuestro espacio para poder vivir en armonía. Creo que los separatistas son los que separan a las personas de su tierra, la expulsan, tratan de desarraigarla para que, siendo algo distinto a lo que son, unos alcancen más poder y los otros pierdan su propia estima y acaben siendo engullidos por la sinrazón. Marruecos con El Sahara incumple todas las normas de buena conducta. Despreciar a los saharauis es la demostración de que la Carta de los Derechos Humanos no se ha instalado en la sociedad marroquí, que no protesta con lo que se le hace al vecino, y es, sobre todo, la evidencia de que Marruecos no se respeta a sí mismo: quien está seguro de su pasado no necesita expropiar al de al lado para expresar una grandeza que nadie nunca reconocerá. Porque si el poder de Marruecos acaba doblegando a los saharauis, ese país, admirable por otras cosas, habrá obtenido la más triste victoria, una victoria sin honor, sin brillo, levantada sobre la vida y los sueños de tanta gente que quería vivir en paz en su tierra y con sus vecinos para, todos juntos, hacer del continente un lugar más habitable.

Querida Aminatu Haidar,

Has dado un ejemplo valioso que en todo el mundo se reconoce. No pongas en riesgo tu vida porque te quedan por delante muchas batallas y eres necesaria. Tus amigos, los amigos de tu pueblo, tomaremos el relevo en los foros que sean necesarios.

Al Gobierno de España le pedimos sensibilidad. Contigo, con tu gente. Ya sabemos que las relaciones internacionales son muy complejas, pero hace muchos años que se abolió la esclavitud para las personas y para los pueblos. No se trata de humanitarismo: las resoluciones de Naciones Unidas, el Derecho Internacional y el sentido común están de un lado, y en Marruecos y en España se sabe. Dejemos que Aminatu regrese a casa con el reconocimiento de su valor, a las claras, porque son personas como ella quienes dan personalidad a nuestro tiempo, y sin Aminatu todos seríamos más pobres. Aminatu no tiene un problema, lo tiene Marruecos. Y puede resolverlo, tendrá que resolverlo y no solo para una mujer frágil, sino para todo un pueblo que no se rinde porque no puede entender ni la irracionalidad ni la voracidad expansionista, propia de otros tiempos y de otro grado de civilización.
Un abrazo muy fuerte, querida Aminatu Haidar.


Fuente: www.diariodelanzarote.com



lunes, 23 de noviembre de 2009

Artistas de lo posible y Miserables de la política


A veces la política es realmente el arte de lo posible… tómese el caso del Alakrana, un barco atunero español abordado en el Índico por piratas somalíes. Unos pocos criminales armados y amantes del botín inmediato, que apenas tienen su vida para perder; sin catadura moral, iletrados, que se colocan periódicamente con raciones de drogas estimulantes… Para colmo, son individuos que no obedecen a intereses propios; los pobres deben ser marionetas en manos de algún grupúsculo difícil de identificar en mitad de un país inexistente… Sólo piden dinero a cambio de la vida de los tripulantes del barco. Sencillo, es un viejo asunto que se viene ensayando desde que empezó la historia. Sí, sencillo y con todo son capaces de poner en jaque a cualquier Estado de Derecho… España, Alemania, Japón, Grecia, etc.

Súmese a esto la prioridad del político amenazado para salvaguardar la vida de los tripulantes por encima de otras consideraciones… eso sí, sin traspasar abiertamente los limites de la ley. Y súmese a esto la imposibilidad legal del político amenazado (en este caso el gobierno del presidente Zapatero) para pagar un rescate y la dificultad del armador (y supuesto pagador del rescate) para encontrar por sí solo los cauces adecuados para hacer llegar el dinero a los secuestradores.

En estas condiciones, el trabajo primordial de cualquier gobierno es evitar la muerte de los secuestrados, y para eso es necesario abrir cauces adecuados (con la complicidad de embajadas, gobiernos y opositores, señores de la guerra, inteligencias extranjeras, etc., etc., etc.) para que luego alguien haga llegar el dinero a los piratas sin la explícita complicidad del gobierno… Esto es una auténtica filigrana cordobesa, y es lo que hacen y harán todos los gobiernos que se encuentren en tesitura semejante. Si en alguna ocasión la política es el arte de lo posible este es un buen ejemplo…

…lo otro, la oposición que despliega el Partido Popular frente a esta actuación no es el arte de lo posible, es el arte de los miserables… entre otras cosas porque saben perfectamente que ellos harían exactamente lo mismo y porque entresacar votos a fuerza de denigrar las instituciones del estado es de miserables y de tontos.

El Partido Popular y todos sus votantes se merecen mejores dirigentes.



domingo, 15 de noviembre de 2009

Fotos furtivas: Luz en Cabo de Gata


Noviembre de 2009. Llevo días fascinado con la luz del Cabo de Gata. No se me olvida. En Noviembre, el sol de mediodía queda bastante tendido y las horas de luz van menguando; a las seis de la tarde ya es prácticamente de noche… pero la luz de los días es fascinante por lo dura, lo intensa, por las sombras tan marcadas, por los perfiles que dibuja y por lo diáfanos que quedan los objetos. Y también por lo colores que extrae de los paisajes…que deja la mar azul turquesa en el fondo, y convierte la orilla en cristal líquido y transparente. Y los acantilados de oolitas nos los ofrece blancos como la harina, o negros cuando son rocas de viejos volcanes… No sé, esa luz es especial, pero ¿cómo se explica si servidor no es Sorolla ni Velázquez?

Dice mi compi de la vida que cuando nos conocimos yo le contaba que la luz de Ceuta era fantástica; que era una luz ligera, que se respiraba por los poros de la piel hasta hacernos flotar... le decía que ya quisiera Sevilla tener la luz que podíamos disfrutar en Ceuta. Y ella pensaba que servidor estaba colgao, que la luz es la luz en Ceuta, en Sevilla o donde sea menester. Pero conforme han pasado los años se ha dado cuenta del matiz…

No sé explicarlo correctamente. ¿Por qué es diferente una luz de otra? ¿Es la luz o es lo que percibes? ¿Es la soledad del observador o la compañía lo que determina la fascinación? No sé, al margen de la explicación científica -que la tiene-, estas cosas se expresan mejor con poesía... por eso no puedo.


…no sé, por más que miro las imágenes no alcanzo a comprender...



...por qué me fascina la luz de Noviembre en Cabo de Gata...

viernes, 6 de noviembre de 2009

La vida de Sakineh



...un nuevo caso de una mujer iraní, Sakineh Mohammadi, condenada a muerte por lapidación.

Su crimen también lo has oído más veces, "adulterio estando casada". Anteriormente había recibido 99 latigazos por "mantener una relación ilícita".

Como ha ocurrido en otros casos, el juicio fue injusto y sin garantías. El abogado de Sakineh ha pedido a la Comisión de Amnistía e Indulto iraní que revise su causa. Si esta comisión rechaza su petición, Sakineh será lapidada...

Es parte de una carta firmada por Esteban Beltrán, Director de Amnistía Internacinal. Nos piden que aportemos nuestra firma contra esta lapidación y para que el gobierno iraní derogue este tipo de castigos. Por favor, aunque seas pesimista y no te creas nada, aunque pienses que nada vale la pena, es tan pequeño el esfuerzo que merece la pena intentarlo... ¡entra en esta dirección y firma, cohone, que no cuesta ni un céntimo!




(Y de paso, si no lo eres, podrías hacerte socio... aunque no seas bien visto por el Vaticano)



miércoles, 4 de noviembre de 2009

La escuela pública es para cosas serias

La Corte de Derechos Humanos de Estrasburgo afirmó ayer que la presencia de crucifijos en las aulas de los colegios italianos (digo yo que, por extensión, cualquier símbolo religioso en cualquier país europeo) es una violación de la libertad religiosa de los alumnos, y constituye una violación del derecho de los padres a educar a sus hijos según sus convicciones. Es la primera vez que el tribunal europeo se pronuncia sobre la presencia de símbolos religiosos en los colegios…

Hace tiempo que circula por Internet un documento demoledor que ilustra con mucha claridad la contradicción que supone mantener la religión dentro de los colegios públicos. Copio y pego… no os lo perdáis:

Somos un grupo de docentes de todos los niveles educativos que estamos muy preocupados por el bajo nivel cultural en nuestra sociedad, los altos índices de fracaso escolar y la proliferación de telebasura.
·
Para salir de esta situación queremos traspasar los muros de las escuelas, los institutos y las universidades, llevando la cultura y la educación a ámbitos en los que hasta la fecha hemos estado ausentes, en los que nuestra dejadez ha privado a muchos ciudadanos del derecho universal a la cultura.
·
Como primer paso, queremos llegar a un acuerdo con las autoridades eclesiásticas para que nos cedan un diez por ciento del tiempo de las misas con el fin de que profesores especialistas en las distintas disciplinas puedan llegar más fácilmente a los creyentes mediante breves intervenciones didácticas. Estamos estudiando cuál sería el momento idóneo para insertar en las misas contenidos científicos y culturales, tal vez inmediatamente después de la consagración o justo antes del padre nuestro. Está claro que algunos feligreses podrían, con razón, objetar que ellos no tienen porqué aumentar sus conocimientos ni su cultura, ya que acuden a misa con el sólo fin de orar y escuchar la palabra de Dios. Para solucionar este problema, y aunque pudiera parecer inconstitucional, a la entrada de la Iglesia les haríamos rellenar un formulario para que manifiesten su preferencia por la religión o la cultura. Una vez identificadas estas personas, podrían abandonar en el momento adecuado la nave principal de la Iglesia y reunirse en las capillas laterales, la cripta o el salón parroquial. Con el fin de evitar agravios, estas personas podrían recibir durante ese rato charlas de carácter no cultural ni educativo pero muy relacionadas con los contenidos que se estén impartiendo en ese momento al resto de los fieles desde el altar.
·
Por ejemplo, los feligreses que no quieran repasar la tabla periódica, estudiarán los efectos perniciosos de los colorantes alimentarios, los que no quieran hacer ejercicios de educación física podrán ver un documental sobre la obesidad, y los que no quieran repasar los verbos irregulares ingleses podrían estudiar estadísticas sobre la importancia de hablar idiomas en el mundo moderno. Los obispos nos han adelantado que no habría problema en computar el tiempo de cualquiera de estas actividades como tiempo equiparable al dedicado a escuchar la palabra de Dios, a la oración, a la contemplación, la penitencia o a la caridad y en ningún caso podrá discriminarse el acceso a la salvación eterna a los fieles en razón a sus preferencias religiosas o educativas.
·
Tampoco han puesto la más mínima objeción a la aparente contradicción derivada de que el contenido de las misas esté basado en la fe y las creencias, en contraste con la naturaleza científica y académica de los contenidos que habitualmente impartimos en las aulas. En un primer momento, las clases se impartirían sólo durante las misas obligatorias de los domingos y fiestas de guardar, para más adelante extenderse a otros actos religiosos de asistencia no obligatoria como bautizos, bodas, comuniones, funerales, ejercicios espirituales, ordenaciones sacerdotales e incluso ceremonias de canonización o beatificación.
·
Pero, ¿de dónde saldría el dinero para pagar al profesorado que trabaje los domingos? Sin duda alguna de los donativos que los fieles depositan en los cepillos, del porcentaje de impuestos destinados al sostenimiento de la Iglesia Católica o, en general, de los presupuestos de la Iglesia. Para garantizar la calidad de las enseñanzas impartidas, nuestra asociación gestionaría directamente el dinero aportado por la Iglesia y con él contrataría a profesores de sólida formación pedagógica y científica que se encargarían de impartir las clases durante las misas. Naturalmente, dado el carácter eminentemente laico de las clases, no dudaríamos en despedir fulminantemente a aquellos profesores que no mantuvieran una coherencia laica entre su vida profesional y personal haciendo cosas como casarse por la iglesia, acudir a misa semanalmente o participar en cualquier tipo de actos religiosos.
·
Finalmente, llevaremos nuestras negociaciones hasta el mismo Vaticano, con cuyas autoridades firmaríamos un Concordato que garantizara la continuidad de nuestra noble tarea docente en las iglesias durante los años venideros.



jueves, 29 de octubre de 2009

La asombrosa historia de Pedro Marina Cartagena, un tarugo con nómina

Cuando mi compadre Enrique de la Isla, voluntariosotocaor de guitarra flamenca, dejó la Marina por sordo (y conste que en este caso era verdad… aunque tocara la guitarra de oído), se dejó crecer una coleta larga, rala y lacia; se perforó el lóbulo de su oreja buena para colgarse un pendiente (más que nada para que la gente dirigiera la voz hacia ella, la del pendiente), y cuando estaba a punto de hacerse un tatuaje en vaya usted a saber qué parte, su santa —la que parió en mi coche camino del hospital— dijo que como se tatuara dormía en el garaje… No se hizo el tatuaje, por supuesto.

El caso es que mi compadre Enrique de la Isla es un fervoroso seguidor del Nazareno, y por eso, cuando leyó el post anterior me echó una bronca notable, porque según él existían otras imágenes (tarugos los llama su santa) que habían recibido honores parecidos a los que ahora piden para su Nazareno. Y para justificar esto me contó que mientras estuvo destinado en la Intervención Delegada Central del Cuartel General de la Armada, en mitad de uno de los controles aleatorios que hacían, se encontró con la nómina de un fulano que se llamaba Pedro Marina Cartagena. Y que aquello era tan raro que se fue a su jefe inmediato y le dijo…

— Mi capitán, aquí hay una nómina mu rara mu rara…

— ¿Qué pasa, Enrique?

— Que este fulano solo tiene sueldo base, mi capitán; no tiene ni trienios, ni complementos, ni ná de ná. Solo el sueldo base ¡Y, además, al cabrón no le quitamos el IRPF a saber desde cuando! ¿Y esso cómo va a ser?

“Y allí nadie sabía ná, padrino —el puñetero me dice padrino porque como su niño nació en mi coche camino del hospital (que me lo puso tó perdío), hice de padrino en el bautizo de la criatura, claro—. La cosa iba de unos a otros y allí nadie sabía ná de ná. Porque eran tos jovencitos, quillo, recién salíos de la escuela y estaban tós acojonaos… de números y nóminas sabrían mucho, ahora, de manejar al personal de galones, ni mijita…¡Que tuve que ir yo a molestar al coronel!

…con el permisso de usssía, mi coroné. Que ná, que aquí pasa esto y lo otro, y este capullo se está escapando sin pagar el IRPF… Bueno, ¡tú sabes!, se lo expliqué hablando como hay que hablar en estas ocasiones, correcto, con pressisión y sin gilipolleces”

Total, que el coronel era cartagenero y conocía la historia de la extraña nómina. Efectivamente, una imagen de San Pedro, patrón de los pescadores de Cartagena, tiene asignada una nómina en el Arsenal a nombre de Pedro Marina Cartagena (aunque inicialmente se le inscribió como Pedro Martín Belmonte). Y así es como la Cofradía de Pescadores de Cartagena recibe religiosamente todos los meses, con sus pagas extras incluidas, el salario de un personaje ficticio llamado Pedro Marina Cartagena que es elalter ego de la imagen celulósica de San Pedro —lo que llama mi comadre Lady Pruna, tarugo—

Según se dice en http://www.cartagenaantigua.es/, cuando llega el martes de Semana Santa y le toca procesionar a la imagen de San Pedro, toma la advocación mortal del marinero Pedro Marina Cartagena, y antes de salir del Arsenal, se para delante de la puerta de la casa del almirante y allí “solicita permiso de Franco de Ría para salir en procesión y volver antes de la medianoche del Miércoles Santo, permiso que todos los años le es concedido y, como siempre, todos los años también desobedecido, llegando al amanecer del Jueves Santo entre la algarabía de la gente al son del pasodoble "El Gallo" y arrestado a las puertas del Arsenal.”

Y todo esto, que parece salido de un TBO de Mortadelo y Filemón, es absolutamente verídico y muchísimas personas lo consideran respetable y adorable. A día de hoy existe en el Ministerio de la Defensa la siguiente ficha de personal:

Nombre: MARINA CARTAGENA, PEDRO
Rel. Admin. FC FUNCIONARIO DE CARRERA
Cuerpo Esc. 00426 C. ENCARGADOS 3ª. SECCIÓN MAESTRANZA DE LA ARMADA, A EXTINGUIR (…digo yo que con este sujeto en filas jamás se va a extinguir esta maestranza, ¿no?)
Situación FA01 SERVICIO ACTIVO. PLAZA OBTENIDA CONCURSO
Destino (N) ARCART

No hace mucho el mismísimo don Federico Trillo, actual portavoz de justicia del PP, jurídico de la Armada y ex ministro de la defensa, confirmó este ridículo asunto sin el menor rubor. Aseguró a un periódico de León que “los pescadores de mi pueblo tienen una noche de la Semana Santa para ellos solos. Y San Pedro (Pedro Marina Cartagena), figura en nómina de la Armada y estuve a punto de cesar al secretario que quiso darlo de baja”.¡Vamos, hombre, sociatas y ateos a mí!

Y a servidor le parece que un tarugo de madera (digo tarugo de madera porque no creo que sea de poliexpan) no debería ser considerado funcionario del ministerio de Defensa, ni puede estar en servicio activo, ni haber obtenido plaza por oposición, ni recibir un sueldo a cargo de todos los españoles. Me parece que esto podría pasar por algo respetable en tiempos de los Reyes Católicos o en los de don Francisco, caudillo de todos los españoles, quisieran o no… pero, por favor, hoy es para sentir vergüenza ajena y ya debería ser hora de afear y ridiculizar abiertamente estas cosas por lo que tienen de insulto a la inteligencia del personal y al sentido común.

…lo que no me contó mi puñetero compadre, el ex-marino de la coleta y el pendiente, es si fue él el que intentó dar de baja la nómina del fulano, que conociéndole… en fin. Mejor está uno callaíto…


La imagen está tomada sin ánimo de lucro de http://www.cartagenaantigua.es/. Es un San Pedro de 1920, obra de Roque López, que procesionaba en Cartagena y destruida durante la Guerra Civil

lunes, 26 de octubre de 2009

La Epidemia, los Serenos y el Nazareno


En el año 1884 una epidemia de cólera asolaba varias regiones del reino. En Cádiz, para propiciar la protección de la Virgen, varias vecinas de la ciudad, y las hijas de la Asociaciónde la Inmaculada Concepción, enviaron un escrito al ayuntamiento en el que pedían que los serenos saludaran a la Virgen cuando cantaran las horas. O sea, que añadieran a la cantinela horaria un Ave María Purísima. Es decir, mientras las hijas de la InmaculadaConcepción dormían, estos buenos hombres, en lugar de agitar la campanilla y anunciar las horas, debían pregonar “Las cuatrooooo y sereeeeeno, Ave María Puríiiiisima”. Claro, poniendo a trabajar de esta forma tan sencilla a los serenos, tendrían los gaditanos más probabilidades de que el cólera tomara otros derroteros para infectar a otros españoles que se lo merecieran más. Y es que donde se ponga el sentido común de las buenas hijas de la Inmaculada Concepción, que se quiten los demás, ¡claro que sí! Ni que decir tiene que el cabildo aceptó la petición (todo sea por el bien del pueblo) y la pasó al negociado de normas y reglamentos para su estudio. Las crónicas no aclaran si los serenos llegaron a saludar a la Virgen, pero lo que es el cólera, entró en la ciudad… por supuesto.

La verdad es que siempre me ha parecido que estos intentos de pedir favores a la divinidad tenían algo de miserable. ¿Y si todos los pueblos del reino hicieran que sus serenos pregonaran el saludo a la Virgen? ¿A qué pueblo protegería entonces la buena señora? ¿A los que tuvieran mayor número de serenos en valor absoluto o por cada cien habitantes? No sé… y si un pueblo no tiene serenos porque el único estaba afónico… No. Aquí falla algo.

Pues desde entonces han pasado justamente 125 años, ¡siglo y cuarto, quillo, que se dice pronto! Y estos días me entero que aquí, en San Fernando (Cádiz – Andalucía – España), en los comienzos del siglo XXI, un grupo de vecinos, émulos de aquellas pías señoras, quiere que se nombre al Señor de la Isla Nuestro Padre Jesús Nazareno (que es una imagen de Cristo, muy popular en Semana Santa) Regidor Perpetuo de la Isla de León… con un par, sí señor. Eso equivale, aunque resulte grotesco decirlo, a que un grupo de personas pretenda que el Capitán Trueno sea nombrado Jefe de la Grúa Municipal. Y lo más asombroso es que TODOS los políticos de la Junta de Portavoces (PP-PA y PSOE) deciden hacerles caso y llevar tal sinrazón hasta el pleno del ayuntamiento.

No sé, no sé, la verdad…

Estos políticos no están de bromas, ¡que va! Argumentan que la devoción popular hacia la imagen de Nuestro Padre Jesús Nazareno es extraordinaria y está muy arraigada en la gente de aquí, y que eso es un valor histórico y sociológico que forma parte de las señas de identidad de San Fernando como pueblo… Y a servidor se le ocurren ironías, maldades y sarcasmos muy-muy gruesos para oponer a estos argumentos, pero me los callo porque hoy no me apetece ser grosero.

Por lo que se ve, ni un solo concejal ha sido capaz de decir abiertamente que tal cosa es una auténtica estupidez, que es algo sacado directamente del medievo, y que el traje del rey no es invisible, que va en pelotas…

¡Como se enteren por ahí de lo que hacen en este ayuntamiento… qué vergüenza, pordió! ¡Que vergüenza!

viernes, 23 de octubre de 2009

Isla de León: Tranvía & Batería (10ª Entrega)

Obras Públicas redacta un proyecto para trasladar la batería de Alburquerque

La Junta (de Andalucía) aún no ha tomado una decisión sobre esta alternativa para salvar la fortificación afectada por el trazado del tranvía

El proyecto está siendo supervisado, pero parece cada vez la opción más factible

Esta es la noticia publicada en Diario de Cádiz del 22 Octubre 2009… que como está muy bien redactada, remito al lector a ella (No os perdáis los comentarios) La imagen está tomada del Diario de Cádiz, gracias.

(AQUÍ la noticia en su fuente)




martes, 20 de octubre de 2009

Las gallinas no abortan


Las mujeres que asistieron a la manifa de Madrid (y conste que hablaré solamente de ellas) no deberían abortar nunca. De hecho, lo normal, honesto y coherente es que jamás lo hagan. No lo hacían —mejor dicho, no deberían haberlo hecho— cuando en España estaba terminantemente prohibido abortar. Tampoco lo habrán hecho desde que apañamos una ley con decenas de flecos sueltos —lo más seguro es que los 500.000 mil abortos ocurridos en los ocho años de gobierno Aznar no sean de católicas, evidentemente—. Y, por supuesto, tampoco lo harán cuando tengamos en vigor una ley de plazos para abortar.

Las mujeres católicas tienen una ley muy clarita que les prohibe hacerlo; y si lo hacen sufrirán entonces una condena espectacularmente larga y sin posibilidad de redención por buena conducta posterior. ¡Eso es una condena ejemplar y lo demás son tonterías! Yo no sé, pero si servidor fuera una mujer católica, y por un casual de la vida hubiera abortado, estaría acojonaíta perdía, de verdad. O sea, que por más leyes socialistas que regulen los abortos, jamás se me ocurriría abortar, ¡madredelamorhermoso! ¡Que aborten las pecadoras que quieran, pero que me dejen en paz!

Y en esto estaría de acuerdo con todas ellas, la verdad. Que cada una haga lo que quiera, que esto del aborto no es obligatorio. ¡Faltaría más!

Y les decía a varios amigos —ahora va en serio— que el problema no es que exista esta o aquella corriente de opinión, les decía que el peligro es que una particular corriente de opinión, en concreto, la que se ajusta al dogmatismo catolicista, tenga vocación de convertirse en la única corriente de opinión abusando de su tradicional ascendencia moral sobre el pueblo. Y que esto es algo que no se puede consentir bajo ningún concepto en un país aconfesional y, en general, en cualquier sitio donde la vida se organice en torno a la voluntad popular… (y conste que estoy jartito de repetir estas cosas a lo largo de este blog)

Mezclar religión y política democrática siempre suscita el eterno problema de relacionar creencias en lo irracional con el pragmatismo de lo tangible. O sea, la religión —léase casta sacerdotal o clerigalla— continúa ejerciendo su tradicional chantaje y exige obediencia ciega a cambio de salvación eterna y, lo que es peor, aspira a imponer una moral única (la suya) a todo vecino… y lo hace porque en su delirio maneja una verdad que viene directamente del mismísimo Dios. ¿Cómo puñetas van a estar equivocados? Madre mía, si esto no es el germen de la perfecta intolerancia, que baje Dios y lo vea.

Si se quedaran en sus templos y en sus púlpitos, y fueran felices allí con sus aquelarres místicos, vale. Pero es que los que oyen voces y ven luces en el cielo siguen aspirando a legislar y a gobernar un país laico, en el que debemos y queremos caber todos, crédulos e incrédulos. Y ese país debe tener leyes suficientemente amplias, leyes que se impregnen de aire fresco… porque el tradicional incienso que desprendían huele bien pero aturde, jolines.

¡Que aburrimiento, pordiosbendito, que aburrimiento!

Post Data: Lo del título es simplemente un reclamo para llamar la atención. De ninguna manera debe entenderse como un insulto a las mujeres que deciden no abortar. De hecho estuve barajando varios títulos posibles:

Rouco no aborta (ya lo es) / Las focas no abortan / Las ballenas no abortan / Las yeguas no abortan / Las pavas reales no abortan / Las lagartas no abortan… (lo de perras y zorras lo deseché inmediatamente, que hasta me daba vergüenza escribirlo) Y de nuevo caí en la cuenta que tenemos un lenguaje enormemente machista. Todos esos animales, en su versión hembra, tienen una carga peyorativa que no lo tiene el macho. Así que lo de la gallina que no aborta me pareció, dentro de lo que cabe, lo más simpático y lo menos ofensivo… De todos modos no lo tengo muy claro, creo que me la estoy jugando y alguna me va a echar a los perros.

lunes, 19 de octubre de 2009

Fotos furtivas: La Chica de la Fuente


Quien fuera agua fresca de la fuente, hija, para susurrarte al oído una canción cristalina y para rozarte apenas un instante… y quien fuera capaz de convertir en eterno este preciso momento.

martes, 13 de octubre de 2009

Turba





Sí, demasiada calor para un 12 de octubre. A estas alturas del otoño ya debería haber llovido. Y deberían haber aparecido los primeros brotes verdes, los de verdad, los que tapizan de esmeralda los suelos agostados… no los del símil económico. Pero, nada, oye. Los caminos están resecos y polvorientos, y los periódicos cuentan que la turba de las Tablas de Daimiel ha entrado en autocombustión, y eso es malo…

…con eso pasa lo mismo que con el queso o el vino, que les ocurre una maduración química inevitable. Al vino y al queso les viene bien porque mejoran, pero con la turba reseca lo que pasa es que se quema y entonces deja de ser impermeable… o sea, que si por una casualidad de estas llueve sobre las Tablas de Daimiel, el agua fluirá directamente a la capa freática y aquello dejará de ser un humedal.

¡Joder, joder! La turba de las Tablas de Daimiel entra en autocombustión… parece una noticia ficticia sacada directamente de una peli catastrófica de ciencia ficción (Soylant Green, Blade Runner) No sé, uno ya va teniendo edad para recordar cosas que se han perdido, y para añorar lo que fue… y eso no es bueno. Tampoco es bueno que poco a poco nos vayamos acostumbrando a todo, a pandemias de enfermedades nuevas, a altos niveles de ozono a nivel de calle, a especies en peligro de extinción, a sequías y hambrunas, a incendios colosales, a la desaparición paulatina del polo norte…


Pues eso, que no llueve y el paseo por la vuelta de afuera de la salina, justo por encima del muro de piedras que separa el caño del estero, fue gratificante… y si yo hubiera sido un defensor español frente a los gabachos en 1810, habría colocado la batería de San Pedro, justo aquí, en este recodo… pero ese preciso recodo, para mi amiga Conchi resultaba ser un lugar estupendo para pescar, y para mi compi de la vida, un perfecto momento para echar un cigarrillo oteando el amplio horizonte. Y las tres ideas fueron estupendas…

…sí, a pesar de todo, hay otros mundos y este planeta sigue siendo bellísimo.

Imágenes de unas de las decenas de antiguas salinas de San Fernando, la vieja Isla de León, donde se paró en seco el avance de Napoleón en 1810, y donde, en ese año se iniciaron las cortes que alumbraron la constitución española de 1812



miércoles, 7 de octubre de 2009

Estamos hechos para creer nuestras propias fábulas

Sí, estamos hechos para creer nuestras propias fábulas. No tenemos otra opción. La fisiología del extraordinario órgano que es nuestro cerebro se encarga de crear y recrear, interpretar y reinterpretar los estímulos exteriores que le llegan. Y con esa amalgama imperfecta, construye nuestro universo personal, nuestra propia fábula, que debe servirnos para procrear más y sobrevivir a otros individuos. Y este universo/fábula personal —único e irrepetible en otro ser humano— es la realidad real por la que seríamos capaces de matar y morir.

Es verdad que los hombres sabios conocen muy poco de estos asuntos neuronales, pero lo conocido es fascinante e inapelable (por ahora)

De todos modos, no nos hagamos ilusiones: pese a nuestra ignorancia, y por mucho que lo necesitemos, no existe nada sobrenatural fuera de esa masa compleja de neuronas. Todo lo que pensamos; toda la creatividad emocional y plástica; todas las habilidades aprendidas; todo sentimiento elevado de amor-odio; todo lo excelso o ínfimo; las ansias de inmortalidad; lo moral que haya en nosotros y, por encima de todo esto, la propia conciencia de ser un individuo diferenciado e irrepetible, todo eso es la creación —el resultado— de una arquitectura neuronal y de un determinado flujo de moléculas. Simplemente porque esa particular arquitectura neuronal y el flujo de moléculas provoca lo que somos, lo que sentimos y lo que creemos.

Y lo asombroso es que precisamente por esta razón los hombres adultos tenemos una poderosa tendencia a seguir creyendo en mundos subyacentes gobernados por dioses todopoderosos que existen al margen de nosotros mismos (Religión y psicoanálisis)… La pregunta que surge ahora es: ¿cómo y por qué persisten mundos subyacentes (religiones) en la realidad de los hombres si racionalmente comprendemos que solo son ficciones pueriles (fábulas infantiles)? O, planteada la cuestión de forma más simple: ¿Por qué llegado el momento renunciamos a la realidad de duendes, gnomos y Reyes Magos pero mantenemos la existencia real de dioses, demonios y paraísos eternos?

Seguramente porque si nuestro cerebro funciona así —y funciona así en todas las culturas de todos los tiempos— es porque tal respuesta evolutiva favorece la supervivencia del individuo. Dicho de otro modo, si esto somos después de 3000 millones de años de evolución es porque ser así —creadores de culturas religiosas— es un camino evolutivo válido para la supervivencia del individuo.

Nacemos con un cerebro potencialmente asombroso, pero vacío de códigos y contenidos. Nuestro cerebro —sirva el símil— es una biblioteca con miles de libros que están por escribir y, para colmo, necesitan códigos para ser interpretados. Es una biblioteca, además, a disposición de un iletrado. Es una colección de libros que, además, solo podemos llenar de instrucciones durante un corto periodo de tiempo. Hemos comprobado que los hombres logramos hablar solamente si oímos hablar desde el momento de nacer; o podremos amar solamente si nos acarician y nos sonríen en el tiempo y durante el tiempo adecuado... después no sirve de nada cualquier intento, sin los estímulos adecuados en el momento preciso, ni aprenderemos a hablar ni a amar porque no tendremos los códigos adecuados. Si pasado el momento los libros permanecen sin los códigos, jamás podremos rellenar los capítulos…

En este contexto el cachorro humano no es distinto al de otro mamífero de la sabana africana. Si quiere sobrevivir deberá obedecer ciegamente a la madre, y a la menor señal materna, huir, buscar refugio o permanecer inmóvil. Y el cachorro que mejor aprenda, el más obediente, el que mejor impronta deje en su libro de códigos, sobrevivirá. La madre lo alimenta y lo protege de enemigos; la madre le toca, le habla, lo socializa y le enseña habilidades a lo largo de una infancia humana que es extraordinariamente larga precisamente para eso. La madre se convierte así en un ser inconmensurable y poderoso, es una figura que da la vida y la mantiene… y el cachorro que consiga asumir con más intensidad su roll de protegido, y abandonarse a la protección de ese ser inconmensurable, sobrevivirá mejor. Así funciona la mejora evolutiva: la larguísima infancia humana propone la sumisión absoluta al concepto/figura materna como algo indiscutible, a lo que se obedece ciegamente, sin discusión, es un ser que lo puede todo y lo soluciona todo, un ser al que abandonarse porque trae alimento, seguridad y estabilidad. La madre es el paraíso durante un tiempo corto pero imprescindible. Y con ese código/impronta bien instalado en la mente crecemos y perdura para siempre en los esquemas neuronales…

…y precisamente en esta impronta se cobijan los dioses que los hombres inventan y reinventan día tras día, a los que recurren cada vez que se sienten desvalidos, impotentes y perdidos.

No creo que podamos ser de otra forma. Si somos así, y lo somos —creadores de culturas religiosas—, es porque evolutivamente ha sido un éxito desarrollar la sumisión a la madre/diosa. Sí, la religión no es más que una convicción pueril instalada en la mente desde la más temprana edad. Que se apoya y encaja perfectamente en la impronta neuronal de obediencia filial…

…cordero de Dios que quitas los pecados del mundo, ten piedad de nosotros...

El asunto consecuente, el indignante, trataría de ridiculizar con saña a los clérigos de todas las religiones, a los que oyen las voces de los dioses, a los iluminados que interpretan a su gusto la voluntad de los dioses, a los que intentan convencernos de su locura con malas artes… pero el estimado profe se me ha adelantado (muy bien adelantado, por cierto): Locura y religión …y eso que me ahorro.

La imagen pertenece a la serie “Fotos en un tubo”.Amanecer amoniacal en un matraz aforado de 50 ml



jueves, 1 de octubre de 2009

¿Ocaso perfecto?


Hay días inolvidables, que se graban a fuego en la memoria y te acompañan toda la vida. Dicen los neurocientíficos que eso ocurre cuando los niveles de stress son elevados, es decir, cuando nuestro equilibrio fisiológico (y lo emocional es fisiológico) se ve alterado y trata de reequilibrarse como sea… y entonces, en esos estados, la memoria lábil se transforma en memoria consolidada de forma brusca. O algo así… creo.

Pero se equivocan, ese atardecer de mayo estaba solo. Yo creo que nada ni nadie me elevaba los niveles de ninguna hormona o proteína de esas raras. Lo único que pasaba era que el sol se deslizaba detrás de unas nubes, que la marea estaba alta y la mar calmada… Ninguna agresión medioambiental ni psicológica desencadenaba mecanismos de compensación stressante en mi organismo: lo juro.

Así que si lo recuerdo tan cristalinamente es por algo mucho más prosaico: simplemente porque lancé decenas de fotos de esos momentos, porque pocas veces confluyen todas las circunstancias de esta forma tan bella.

La pena es que no pude compartir ese momento con nadie… hasta ahora.

En la imagen, ocaso en la Bahía de Cádiz, desde Punta Cantera, San Fernando, la Vieja Isla de León.



martes, 22 de septiembre de 2009

Fotos en un tubo: Algodón

Por las mañanas me rodean bosquecillos de eucaliptos y pinos, y llanuras cubiertas de lentiscos por donde anidan cientos de conejos… desgraciadamente casi todos enfermos de mixomatosis. Precisamente ahora los lentiscos están ofreciendo sus frutos rojos.

Una vez leí que Dioscórides hacía con esos frutos del lentisco un vino que resultaba ser un estupendo tónico para el corazón. No sé, siempre que he leído las descripciones de extraños vinos me daban ganas de probarlo. Recuerdo que Mika Waltari, en Sinué, el egipcio describía unos vinos aromatizados de sándalo y mirra que me provocaban unas ganas enormes de experimentar esas maceraciones…

…pero, bueno, en realidad no iba de esto lo de hoy… decía que por las mañanas trabajaba en un lugar rodeado de bosquetes de eucaliptos, manchones de pinos piñoneros, llanuras de lentiscos, y también campos extensos cultivados de algodón(gossypium)

Y quería decir que me parece una planta fascinante… ¡qué pena que no se coma!




viernes, 18 de septiembre de 2009

Réquiem por ZP

Sí, la cosa ha sido diáfana. Servidor no es que lleve las cosas al día. Leo los titulares de un par de periódicos digitales; escucho una radio en el coche y otra suena de fondo mientras trabajo, y a veces me acompaña algún telediario (pero la tele solo me interesa para desear a Pila Rubio, la verdad)… o sea, no es que sea un tío perfectamente al día, pero ha sido suficiente. La cosa resulta diáfana, sí… por lo que se ve, parece que desde que el fuego amigoentre la 4 y la Sexta se decantó hacia esta y MediaPro (ya sabemos, lo del fútbol y la TDT de pago), y, sobre todo, desde que ZP anuncia la subida de impuestos, alguien poderoso ha perdido la paciencia.

O sea, hablando clarito, de la noche a la mañana Zapatero ya no le sirve a PRISA y entonces se rompe el equilibrio mediático. O sea, los editores de El Mundo, y los de ABC (con sus respectivas colecciones de radios y teles) tienen ahora a PRISA de ese lado… y entonces los contertulios, los cronistas y los creadores de opinión —que pululan como peones estratégicamente colocados en periódicos, teles y radios— se aplican masivamente en la difusión de un mismo y único mensaje: ZP ya no sirve. Y en muy poco tiempo consiguen que esto sea una verdad inapelable, evidente y cristalina… sea cierto o no, eso da igual.

Y no es que ZP sea realmente este ser abyecto, ese político ínfimo vendido a oscuros intereses que dibujan ahora todos los medios, no, no es eso, es simplemente un paso necesario para cambiar la opinión pública de este país. No hay nada personal. El político que sube a lo más alto lo hace con los apoyos adecuados y se arriesga a perderlos si no cumple con las expectativas. ¿O es que alguien creía que 10 millones de votos sirven para algo más que para cosmética democrática? O sea, ¿alguien piensa que estos editores mediáticos van a respetar la voluntad de 10 millones de votos? No, por supuesto que no, porque esos votos son a su vez consecuencia de sus manejos. En este caso, el parámetro que se impone es que ZP los consiguió gracias a los apoyos mediáticos y no como consecuencia del mensaje ideológico de su partido ni a sus promesas electorales… ¿Son entonces esos 10 millones de votos propiedad de PRISA? ¿O los otros 10 millones lo son de Vocento y El Mundo?

Me temo que sí…los medios tienen la capacidad de manipular/dirigir la opinión de todos nosotros, de la gente común; pueden crear fácilmente verdades a su medida y antojo y, sobre todo, enraizarlas en nuestras entendederas. La certeza evidente será aquella que se repita más veces en más medios, solo eso. Por esa razón me parece que quien controla los medios tiene el poder de dirigir a las masas, hacia un sesgo u otro, para ganar elecciones. Y, en consecuencia, en estas democracias nuestras —cristalinamenteorwelianas— el poder no es del pueblo, ¿qué nos habíamos creído, pordiosbendito?


Dedicado a la niña más guapa, más atractiva y más güena de la calle Góngora.
En la imagen, la camisa vacía de una mantis religiosa… ¿así de vacío es el poder político en manos de los medios?