miércoles, 21 de enero de 2015

Una realidad hostil para el ciudadano

Este es un mundo profundamente injusto. Vengo de una conferencia en la que se ha desplegado una prospectiva de futuro partiendo de las condiciones actuales… Dibujan un mundo aún más injusto porque nada de lo que se planea busca la justicia como un valor universal para el ser humano. En las esferas del poder real y oculto (poderes que nunca tienen presente a la gente) todo se mueve para conseguir posiciones ventajosas frente a lo que se avecina… la creciente escasez de recursos, el uso de esa escasez como arma, las guerras por el agua y por un ambiente limpio cada vez más escasos; China, comprando enormes extensiones de tierras de labor en todo el planeta; China, un país comunista que implosiona el capitalismo desde sus reglas, que compra recursos culturales en todo el planeta para reacondicionar poco a poco los parámetros del pensamiento a favor de sus tesis… Estados Unidos desplegando estrategias criminales para mantener la hegemonía de su imperio militar y económico. India, que desarrolla el programa nuclear más caro y agresivo del planeta mientras en occidente recogemos limosnas para hacer pozos de agua en las aldeas indias… aldeas en las viven mujeres y niñas que se pueden violar libremente porque así se ha hecho siempre. El uso criminal y restrictivo del conocimiento por empresas más poderosas que estados. La burda manipulación de la información que llega a la gente. Y tantos y tantos otros asuntos que se me escapan…

Lamentablemente, los Derechos Humanos son una quimera, y cada día que pasa lo es más.

Pero no es preciso que lo desgrane el conferenciante con brillantez… lo vemos cada día en nuestro pequeño entorno. Se quejaba Mayte Crespo porque le ofrecían un trabajo en una panadería, de lunes a domingo, sin descanso, sin días de vacaciones y si se ponía enferma no le pagaban los días de baja… por 500 euros. Pero los hay peores, en San Fernando contratan a gente por cuatro horas diarias, le hacen trabajar ocho y le pagan tres. Y al cocinero simplemente no le paga el empresario, y cuando a los tres meses comprende lo que pasa y se marcha, el agresivo emprendedor (que hasta le dan un premio municipal) no tiene más que coger el siguiente curriculum del montón y poner a otro pardillo delante de sus fogones por otros tres o cuatro meses, según el aguante de cada cual…

…pero también pasa a otros niveles. Contaba en este blog no hace mucho el caso de Alfonso y Tania, brillantes universitarios españoles, que se marcharon al Parque Nacional de Tai, en la selva húmeda de Costa de Marfil, a observar chimpancés en libertad, para un proyecto del Departamento de Primatología del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva de Leipzig, la máxima autoridad mundial en comportamiento de primates… A cambio de techo y comida. Y si aguantan un año en esas condiciones, sin enfermar ni morir en el intento, les devolverían el dinero que sus padres hayan gastado en el viaje desde España hasta Costa de Marfil. Ese es el pago a sus servicios…

Y, aún así, hay cosas peores aún para los universitarios españoles que quieren trabajar… (trabajar fuera de España, se entiende) Una universidad londinense ofrece estos días un trabajo de ‘ayudante de investigación’, un trabajo de campo para observar mamíferos. Piden título universitario, y si aportan algún máster, mejor. Las condiciones son sencillas: el pardillo se paga el viaje hasta el Atlas marroquí, y paga además una cuota mensual de 230 libras para gastos de comida y cama. Se supone que al final de los tres meses te dan un papelito… Y encima, el hijo de la Gran Puta del entrevistador se permite el lujo de rechazar a los candidatos que no entienden su cerrado acento londinense. Los esclavos negros de la Luisiana estaban mejor en el siglo XIX.

Este mundo hay que cambiarlo… ¡Cómo sea!

Es curioso, el conferenciante de ayer es un hombre estudioso, culto y muy preparado. Plantea lo que es y lo que ocurre, pero se limita a señalar, no reivindica un comportamiento ético entre los hombres. Parece que no es su labor pelear… incluso se alinea contra los movimientos sociales y los partidos políticos que buscan abiertamente cambiar esta situación de profunda injusticia. No comparto su postura cuando señala una realidad abiertamente hostil para el ciudadano del planeta y de la aldea, y se inhibe frente a un compromiso político…


4 comentarios:

caberna dijo...

Tal vez al conferenciante le parezca que si se posiciona abiertamente al lado de la justicia, si aboga por cambiar la situación políticamente, está perdiendo objetividad en la exposición de los hechos. Nada más lejos, desde luego.
Un abrazo, compadre, y gracias por desfogarte por escrito.

Miguel Angel Lopez Moreno dijo...

Sí, compadre... una salida de tono de vez en cuando, relaja.

Mark de Zabaleta dijo...

Ciertamente hay que saber mantener al público atento....

Saludos

Miguel Angel Lopez Moreno dijo...

Y lo consiguió, Mark... algún día, ¿por qué no? Me gustaría que fueras tú el que me dejaras boquiabierto!!