martes, 14 de octubre de 2014

12 de Octubre: Día de la raza

Ha llovido mucho está noche y la plaza del Rey sigue mojada a esta hora. Sin embargo, a pesar de los chaparrones, las cubas del servicio de limpieza están baldeando la plaza… No lo entiendo. Tampoco entiendo que los aspersores estén regando el césped del Barrero a pesar de estar todo encharcado. No es malo que este tipo de cosas se ajusten a un protocolo. Pero se ve que siguen un protocolo sin alma, y que son incapaces de sobreponer una voluntad racional sobre los automatismos. Racionalizar el gasto debería consistir MÁS en cuidar  estos detalles y MENOS en recortar salarios y servicios públicos.

— ¿Raciona-qué?
— Déjalo, Arturito. Otro día te lo explico…


El sin techo sigue sentado en su banco de granito, a pocos metros del 44 y frente al culo del caballo que monta el militar bilaureado. El general de bronce es hijo predilecto de San Fernando e insigne receptor de los sobornos de Churchill para que influyera sobre don Francisco y no entráramos en la 2ª Guerra Mundial. Pero no creo que al sin techo le preocupen los antecedentes del general Varela. Lleva sus dos maletas y su mochila forradas con plásticos del Mercadona; eso sí le preocupa. Hoy viste de otoño, con una cazadora de cuero, un pantalón de corte militar y una gorra azul marino. Sigue bebiendo de su litrona a pequeños buches y fumando un tabaco de papel color chocolate. Deja pasar el tiempo mirando al frente, al edificio de Correos. Cada vez que le veo así no dejo de preguntarme qué cosa esperamos de la vida cada uno de nosotros…

La lluvia de esta noche ha empapado los pendones de la ciudad. Pendían del viejo y ruinoso ayuntamiento, un soberbio edificio del XVIII que no hay forma de restaurar. Ahí estaban las banderolas de paño granate que me recuerdan los colores de Semana Santa… prácticamente lo único capaz de movilizar a la gente en este pueblo. Sirvieron para engalanar los actos del 12 de Octubre, Día Nacional de España. Tal día como ese, por lo visto, Colón descubrió el Nuevo Mundo…
…y los nativos descubrieron que eran indios, descubrieron que vivían en América, descubrieron que estaban desnudos, descubrieron que existía el pecado, descubrieron que debían obediencia a un rey y a una reina de otro mundo y a un dios de otro cielo, y que ese dios había inventado la culpa y el vestido y había mandado que fuera quemado vivo quien adorara al sol y a la luna y a la tierra y a la lluvia que la moja. 

Eduardo Galeano. Los hijos de los días. 

Desde luego fuimos un regalito para los nativos de aquellas tierras. Recuerdo que durante mi niñez, cada 12 de Octubre era el Día de la Raza. Franco recuperó tal denominación en 1940. Si Hitler tenía su raza aria, nosotros teníamos la nuestra propia: una raza hispánica forjada de la fusión de pueblos y culturas de ambos lados del Atlántico. No íbamos a ser menos que los nazis… Al final hubo que cambiar el nombre de la fiesta por obvias razones, y desde 1958 se llamó Día de la Hispanidad, una jornada con desfiles e himnos militares que extraían lágrimas y sollozos patrios. Hoy me parece que pasa sin pena ni gloria como Día Nacional de España… apenas sirve para ver a las infantas, tan rubias y tan monas ellas, y a la legión capitaneada por una cabra. Muy propio todo.

España es un país extraño. Yo diría que inconcluso, en construcción y/o deconstrucción… Nuestro himno no tiene letra, ni posibilidad de consensuarla. Personalmente, cualquier letra que inventaran me iba a parecer una sublime horterada, por no decir una imbecilidad para consumo de simples. Ni tenemos un día nacional indiscutible… haber encontrado un continente para la cristiandad y la rapiña no creo que sea un mérito objetivo, y rememorar la tropelía aún peor. Y, para colmo, ni siquiera tenemos cerrada ni concluida la convivencia entre los pueblos peninsulares… porque, la verdad, tampoco era cierto que fuéramos una Unidad de Destino en lo Universal. ¡Menuda tropa somos!

Pero seguramente no es tener un país inconcluso lo que preocupa a la gente, ni que el himno no tenga una letra decente, ni que el día nacional sea un invento metido con calzador… lo que la gente quiere es ser feliz y eso pasa, inevitablemente, por ser gobernados por gente de confianza, gente que trabaje para construir un Estado que ampare con justicia a toda la gente.

9 comentarios:

mmhr dijo...

Hola, Miguel Ángel. Has hecho un buen post. Lo del riego es irracional, desde luego, un desperdicio de agua. Por otra parte, con la fiesta del 12 de octubre se cumple aquello de "España es diferente". Creo que ese día no debería celebrarse como día nacional, que formamos un conjunto de autonomías forzado y que puestos a pedir la independencia, podíamos pedir la andaluza (se lo tomarían a chiste, seguro). Un abrazo. Mercedes.

santiago garcia cabello dijo...

Da gusto abrir el ordenador y encontrarte con un jarro de lúcido discernimiento que contrarreste el hartazgo de tanta alienante ignorancia.
A veces pienso que seguimos en el siglo de oro. Me asomo a la ventana, y, a pesar de tanta bazofia, tanta picaresca, tanta ¡agua va! Veo allá a lo lejos a mis amigos Quevedo,Cervantes, Calderón, Lope de Vega, Góngora, mirando de tanto en tanto hacia arriba para driblar un chorro de mierda infecta.

Miguel Angel Lopez Moreno dijo...

Es verdad, estimada Mercedes... existe una relación de amor-odio, de admiración-desprecio con esta tierra nuestra, que duele y alegra. Y no sé cual de esos sentimientos es el más merecido. De verdad que no lo sé...

Miguel Angel Lopez Moreno dijo...

Tienes razón, Santi. Han sido muchísimos españoles, a lo largo de la historia, los que han comprobado con los pies bien plantados en la tierra, cómo se les venía encima ese chorro de mierda infecta que comentas. Y no aprendemos tío, somos muy raros los españoles para esto de querer a nuestra propia tierra. No sé...

PACO RIVERA - PACO CEUTA dijo...

Viejo amigo a partir de hoy, llevaré siempre en mi maletero un saco de dormir de los buenos (militar) por si alguna vez paso por la plaza de tu general "yerbagüenado" y veo a tu SIN TECHO, dejárselo para recubrir o su cuerpo o las maletas, le diré que va de parte tuya, son impermeables........a casi todo.

Miguel Angel Lopez Moreno dijo...

Siempre, siempre, siempre está en su banco, Paco. En todas las estaciones he visto al mismo sin techo. Hay una terraza en esa plaza, El 44, que ponen unos churros muy buenos... quedas emplazado.

estrf dijo...

Un certero post. A nadie le interesa celebrar la Hispanidad. Cada uno hemos nacido donde lo hemos hecho por pura casualidad, podríamos haber nacido en África y ser negros, o en América y ser indios... ¡qué mas da la raza! somos ciudadanos del mundo y lo que queremos es que las cosas funcionen, que nadie pisotee nuestros derechos, que nos den la posibilidad de vivir una vida digna.
Hoy, con lo que está cayendo, lo que menos me apetece es celebrar el día de la raza, porque esta raza, en los estamentos del poder, está podrida...
Un beso

Miguel Angel Lopez Moreno dijo...

Cierto, Estrella... las personas no tienen más derechos o deberes por nacer en un sitio u otro, a lo sumo, tienen más suerte. Pero, como bien dices, nadie elige donde nacer. Tal vez todos somos un accidente en ese aspecto. Un beso.

PACO RIVERA - PACO CEUTA dijo...

Fui silencioso,y lo busque en los bancos de piedra, y en el bar frente a la tienda de novias, y volvió el saco al maletero, OTRA VEZ SERA.y volvi silencioso.