sábado, 26 de febrero de 2011

Imagina tenerlo todo

24 de Febrero de 2011
Jerez de la Frontera


La oncóloga estuvo revisando los papeles y las placas; luego la miró directamente a los ojos, levantó ligeramente sus cejas y le dijo:

— Pues ya está, chiquilla. Hemos terminado. Ahora ya te puedes olvidar de nosotros.

Y precisamente en la calle vimos este taxi sugiriendo lo bueno que sería tenerlo todo…

…pero me parece son un poco tontos. Tenerlo todo no es poseer la mejor mansión, ni un yate o un ferrari. Tampoco es tener muchas papeletas para un viaje de ensueño… Ni nada de eso. No tienen ni idea.

Tenerlo todo —te lo digo yo, camarada— es verla bailar en el aparcamiento de Hipercor a medio día; es tenerla colgada de mi cuello… es escucharla reír mientras comunica la noticia por teléfono. Tenerlo todo es que te diga que esta noche te hace un streeptease… ¡¡y que lo cumpla!!

No sé… llevo un rato tratando de encontrar una forma de explicarlo. Creo que es pudor. El caso es que no sé muy bien cómo agradecer vuestras palabras de ánimo (las que sonaban por encima de los meses de quimioterapia) y vuestros silencios cuando no salían las palabras. No sé cómo agradecer vuestra presencia y vuestra compañía más allá del estar presentes… Sea como sea, que sepáis (los de carne y hueso y los virtuales) que con vuestra ayuda —y la de enfermeros y médicos—, ahora no necesito imaginar que lo tengo todo

Simplemente, LA tengo


miércoles, 23 de febrero de 2011

23-F: seguimos en el tajo

Es temprano y —mientras los hombres enchaquetados y sus dignas mujeres esperan en la calle— el ciudadano se sienta en el borde del monumento y espera también. Es un monumento para recordar que las libertades comenzaron aquí, en la vieja Isla de León. La leyenda de bronce habla de libertad de imprenta, del pueblo soberano, de los tres poderes separados y esas cosas que se plasmaron en la constitución doceañista… No está mal recordar esto cualquier 23 de Febrero.

Monumento a las Cortes de 1810. San Fernando (Cádiz)

Sentado en su peldaño, el ciudadano piensa que es una maravilla disfrutar del espacio de todos. Los niños han colonizado la plaza pública. Los hay que corren detrás de las palomas, y los hay que van en patines… pero todos, los unos y los otros, gritan como posesos.


Un señor con gorra irlandesa habla sólo en mitad de la plaza —como hacían los locos de antes— pero no es lo que parece; ahora los que hablan al aire y gesticulan no es que estén locos es que están usando el móvil manoslibres.

Las palomas, cuando escapan de los niños, deambulan por entre las mesas de la Mallorquina, que es una terraza de mucho arraigo en la Isla… y el ciudadano recuerda que eso mismo es lo que hacían las gaviotas en la islas Cíes, o las urracas en Cork. No sé… siempre hay pájaros por entre las mesas de las terrazas, aunque en Casa Bartolo, lo que hay son gatos ahítos de pescaíto frito, por eso no puedo llevar a Trufo, porque es muy celoso y no permite que los gatos se me acerquen a los pies…

Las farolas se encienden para compensar que el sol cae. La fachada de la Iglesia Mayor se ilumina ahora con otra luz, pero sigue siendo color almagra, que es un color muy tradicional aquí, pero ¡qué quieres que te diga! Hay una rumana pidiendo limosnas a la puerta de la Iglesia. Antes eran gitanas, pero las rumanas han colonizado estos espacios, como los niños la plaza. Al principio me daban un poco de pena, pero ahora no porque son profesionales y, cuando cumplen su jornada, viene un señor en coche y las lleva a su casa.

Cuando los hombres enchaquetados y sus señoras entran en el Centro de Congresos, el ciudadano se levanta del borde del monumento, el que recuerda la declaración de las libertades constitucionales. ¡Y, mira por donde! Ha estado sentado justo encima de una pintada que decía cosas obscenas sobre la madre de fulanito. El imbécil que lo escribió debe pensar que para eso hemos conquistado libertades, para poder llamar puta a la madre de fulanito en un monumento público…

…es 23-F. Hace ya 30 años. Y me parece que tenemos que seguir trabajando en esto. ¡Ya lo creo!


lunes, 21 de febrero de 2011

Caos en la Casería de Osio

En esta explanada costera, los franceses de los Cien Mil Hijos de San Luis instalaron suParque de Artillería entre 1823 y 1828. Estamos en la vieja Isla de León (actual San Fernando – Cádiz – Andalucía – España), en un lugar que llamamos Casería de Osio. Un grupo de casuchas de fortuna que cobijaban artilugios de pesca artesanal… le quedaba poco tiempo, pero la crisis parece que ha detenido momentáneamente el avance imparable del urbanismo.
·

·Mirando la imagen me inquieta ese clavazón desordenado. Servidor habría puesto un clavo en cada esquina; otro clavo en mitad de cada una de las caras; y otro clavo en el centro de cada plancha…
·
Y me estoy preguntando si esa inclinación obsesiva hacia el orden es bueno o es mejor despreocuparse y dejar que el caos dirija las cosas, porque me parece que en el fondo ese es el discurso final del universo… No sé.

jueves, 17 de febrero de 2011

Derechos y deberes

Hace cuarenta años me enseñaron que lo correcto era ser sobrio en el uso de mis derechos y generosos en el cumplimiento de mis deberes… Esa era la letra impresa de la sexta promesa de la OJE (Organización Juvenil Española), ya sabéis, aquella escuela de adoctrinamiento filofascista que tenía montada el Régimen (me refiero al de don Francisco Franco) Esa máxima decía exactamente así:

Prometo vivir en hermandad con mis camaradas y ser sobrio en el uso de mis derechos y generoso en el cumplimiento de mis deberes. (Más info aquí)

Pero siempre me sonó mal. No, no sabía muy bien por qué, pero detestaba esa idea. Tal vez porque de alguna manera intuía que esos derechos eran postizos y esos deberes no eran más que obligaciones impuestas…. Uno era muy joven entonces. A todos nos faltaban lecturas, conversaciones, viajes y las experiencias de una vida.

Pero ahora, cuando los derechos son realmente conquistas de la ciudadanía; cuando los deberes son la consecuencia lógica de un Estado de Derecho basado en la voluntad de todos… ahora, de corazón, estaría dispuesto a ser sobrio en el uso de mis derechos y generosos en el cumplimiento de mis deberes, aunque aquí, en este país de vivos, me llamaran Mirlo Blanco o Quijote…

…el problema es que vuelven. Vuelven con otra cara, pero pidiendo lo mismo, sobriedad (recorte) en el uso de los derechos y generosidad (largueza) en el cumplimiento de los deberes. El mismo discurso paternalista para dejar claro quien manda y quien obedece…
Para el sistema económico que gobierna el mundo —no nos engañemos, España, gobierne quien gobierne, será una hoja en el huracán—, los derechos de la ciudadanía son un obstáculo para sus intereses. El neoliberalismo salvaje que defiende la derecha política es el enemigo global… y no merece ni una gota de nuestra generosidad.
Es por vuestro bien, si queréis tener pensiones de miseria dentro de 25 años tenéis que ser generosos ahora… Si queréis que mantengan la factoría en este pueblo, tenéis que trabajar más por menos salario, no hay más remedio… Si queréis que se genere empleo tenéis que convertiros en esclavos temporales para que la productividad aumente… Como el Estado del Bienestar es muy caro tenemos que reducir becas, ayudas sociales, hospitales, educación… etc., etc., etc.

Para el sistema económico que gobierna el mundo —no nos engañemos, España, gobierne quien gobierne, será una hoja en el huracán—, los derechos de la ciudadanía son un obstáculo para sus intereses. El neoliberalismo salvaje que defiende la derecha política es el enemigo global… y no merece ni una gota de nuestra generosidad

Imagen: Los 30 derechos y los 6 deberes de los ciudadanos en los servicios sanitarios públicos de Andalucía... de momento.


viernes, 11 de febrero de 2011

…hasta aplastarlos como a una cucaracha


Acabo de oír en la radio (la tarde-noche del 10 de febrero de 2011) algo que me ha soliviantado. Decía uno de los economistas de la tertulia:
“…hoy, el que tiene un trabajador tiene un problema… Las cosas irán mejor cuando tener un trabajador no sea un problema”
El economista, si hubiera tenido el valor de hablar en plata, podría haber dicho algo así:
“…cuando, de una vez por todas y sin complejos, se despoje al trabajador de los atributos humanos entonces, con la ley en la mano, se le podrá aplastar como a una cucaracha, sin remordimientos morales. Porque de ese modo la empresa mejorará sus beneficios…”
…puesto que es esto —mejorar los beneficios— lo que lógicamente mueve a la empresa privada. No nos engañemos con otras gaitas. El problema de este economista, y de la corriente de pensamiento neoliberal que nos estrangula, es que han olvidado que el trabajador no es una cucaracha; que la economía debería estar al servicio del hombre y no al servicio de la propia economía; han olvidado que si NO se interviene, si No se regula y si NO se le ponen trabas, entonces el capitalismo se transforma en un monstruo, porque esa es su alma.
“…hasta que se les pueda aplastar como una cucaracha, sin remordimientos morales…
Esto tan simple, tan brutal y tan gráfico, es parte del sencillo catecismo neoliberal que se ha impuesto en todo el planeta con nuestra pasividad, con nuestra indolencia de civilización acomodada y con nuestra complicidad (...es que son más baratos -los productos fabricados por esclavos chinos-). La imagen de aplastar a hombres como a cucarachas es parte del dogma único que asume la derecha política como correa de transmisión que es del neoliberalismo dominante. Por eso —por si por una casualidad mi voto sirviera de algo— NO VOTARÉ JAMÁS A LOS PARTIDOS DE la DERECHA, ni en municipales, ni regionales, ni generales ni europeas.
Pero… ¿queda algo distinto en el mercado?

En la imagen, un violinista eslavo en las calles del sur. La música era parte de la cultura de su país… ahora la música no es negocio en su país. Por eso se marchó.



miércoles, 9 de febrero de 2011

Sala de espera

El hombre venido a menos está cansado y cierra los ojos… pero da igual porque el sonido inmisericorde de Tele 5 sigue llegando desde el televisor, al fondo de la sala de espera. Se están peleando la Campanario y una colaboradora del programa que no sé cómo se llama (…que estuvo casada con Manolo Santana y fue amiguita de Encarna Sánchez, esa) Y debe ser por algo muy importante porque chillan mucho. No sé, hubo un tiempo en el que las cosas que salían por la tele eran respetables…


El hombre venido a menos también ha cerrado el libro. Con un lápiz de punta roma acaba de subrayar una frase que dice:
“…la utopía capitalista… estima provechoso para todos sólo aquello que le es rentable, y por tanto considera natural que se sacrifique todo en aras de la rentabilidad”.
Debe tener razón la autora del libro, lo que suena en Tele 5 lo demuestra; las cifras del paro lo demuestra; el trabajo precario lo demuestra; que todo-todo se fabrique en China lo demuestra; que Rajoy vaya a privatizar cuatro mil empresas públicas lo demuestra…

…pero se abre la puerta —la que pone no pasar, peligro de radiación— y aparece ella. Sonríe. El hombre venido a menos vuelve a la realidad y la mira. Se desvanece Tele 5. ¿Qué puñetas era el capitalismo? El mundo se reduce de nuevo al metro cuadrado de un abrazo. ¡Lo realmente real!



miércoles, 2 de febrero de 2011

Pague antes de retirar su culo

La lideresa, doña Esperanza Aguirre, nos informa que el socialismo ha fracasado (verlo en Público / verlo en Interlobotomía)

Así que... ya sabéis: mucha resignación cristiana y a cumplir religiosamente con la penitencia. Nos lo tenemos merecido.


Me encanta vivir en Cádiz, la verdad.