viernes, 31 de agosto de 2007

Mi gente sorprendente: A_Cooper

Es una cuestión de suerte. Vivir toda la vida con la misma pareja, con más momentos felices que infelices, y con un mínimo calidad emocional, es una cuestión de suerte. Si te toca te puedes dar por afortunado, y si no, te jodes.

FALTA FOTO
Esta es una pareja anónima, pero bien podrían ser A_Cooper y el ingeniero de submarinos con complejo de Edipo

La mayoría de mis amigos cercanos han tenido suerte, permanecen bastante felices con la misma pareja desde que se casaron... los menos son los que han tenido fracasos matrimoniales —digo matrimoniales porque los de mi generación nos casábamos como Dios manda... ha sido después cuando nos hemos liberado—.

Y algunos de estos, como los Puretas del Ron Brugal —ya sabéis, aquellos cuarentones con malas experiencias personales... y pelín solos. Con esa soledad no buscada, que es la peor, la que a veces se enseñorea de la casa, del trabajo y hasta de una playa por ancha que parezca…— se les ha arreglado la vida porque, casi sin buscar, se han topado con un arsenal de buenos momentos. ¡La suerte, que les ha tardado en llegar!

Pero hay otras personas, como mi amiga A_Cooper, madre y separada, —perdonad que no incluya más detalles, ya lo entenderéis— que no consigue encontrar al hombre que la haga feliz más de unos meses... pero como ella es así de tozuda, insiste en la búsqueda, y a fuerza de insistir, me dice ayer por teléfono que tiene cientos de experiencias con los hombres.

— ¡Pero, Milan, créete lo que te digo: ci-en-tos! —Me recalca. Y luego me hace una propuesta decente—. ¡Si tu quieres nos ponemos un día y escribimos un libro azín de gordo, que yo me acuerdo de todo-todo!

¡Oye, me quedé…! Y debe ser verdad, porque sólo los cinco o seis novios que yo le conozco podrían dar para varios ensayos. Que servidor recuerde, tuvo un novio carpintero que le arregló todos los muebles de la casa para convencerla de su amor… y ella se dejó convencer. Otro se dedicaba a construir su propio barco velero en una de las islas, y hasta vivía a bordo; pero por su amor navegó unas dos mil millas en el velero a medio terminar para acercarse a ella. Otro era gordo, con barriguita cervecera y vendía jamones de bellota y coches de lujo… a este no sé qué cosa le vio, y además acabaron fatal. Tuvo también un novio rarísimo (la verdad es que todos han sido un poco raros), cuarentón e hijo único, que era ingeniero y construía submarinos turísticos para hoteles de lujo del Caribe, pero el hombre tenía unos problemas enormes porque salir con A_Cooper suponía traicionar la lealtad hacia su santa madre, viuda ella. Yo creo que incluso follaron muy poco porque el hombre se sentía culpable en los momentos de calentura… y así no hay manera.

Esto no pasaba –afortunadamente- con su novio bombero, que por lo visto, el hombre estaba como un queso y pasaba de complejos de Edipo y demás tonterías. Este apagaba los fuegos como Dios manda: a manguerazos.

Pero para mangueras la de su novio nigeriano. El negrito también era ingeniero, y por lo visto, manejaba una manguera enorme. Conste que se lo dije a la chiquilla, ¡se lo tenía que decir!:

— Oye, A_Cooper, si escribimos el libro habrá que meter cosas sexuales, que eso gusta al personal y como que se vende bien, ¡que no todo van a ser descripciones de personalidad y conflictos emocionales! ¿no?—

No me contestó abiertamente, pero yo creo que le podré sacar alguna cosilla con enjundia. ¡Así que atentos, que aquí hay materia!




miércoles, 29 de agosto de 2007

¡Y yo sin leerlo!

Ha muerto Francisco Umbral y servidor no había leído entero ni uno sólo de sus artículos, que por lo visto eran diarios y llenos de enjundia. Hace tiempo lo intenté varias veces, pero no lograba terminarlos. Sin duda porque me caía muy antipático, pero también debido a mi tradicional falta de neuronas. Porque, digo yo, si tantos hombres y mujeres elogian a Umbral, y lo siguen diariamente, y servidor no puede terminar uno solo de sus artículos, ¡algo me debe pasar!

FALTA FOTO

Seguro que la culpa es mía. Seguro. Entre otras cosas porque no debo haber hecho las lecturas adecuadas para llegar a entender la prosa de Umbral… sin coña, lo de mi falta endémica de lecturas es real, pero el barroco innecesario e ininteligible de Umbral, también.

Así que ahora, una vez desaparecido el hombre, me dije:

- Esto no puede ser, hombre de dios, ¡léete algo de Umbral! ¡Haz un esfuerzo en tu vida, joder!

Y como esto de internet es algo grandioso, hoy me he leído tres artículos de Umbral (AQUÍ están todos). Enteros los tres, de principio a fin. Y ya estoy un poco mejor… casi los entendí a la primera.



lunes, 27 de agosto de 2007

Definamos España

Espinoso tema. Seguramente ya habré dicho por algún lugar que, en mi opinión, no deberíamos imponer a los demás ni nuestras banderas ni nuestra idea de patria. Entre otras cosas porque no todos los que vivimos en un territorio tenemos la misma percepción sobre lo que sea tal concepto, sentimiento o idea. Y si aceptamos esa diversidad de percepciones, en este caso, ¿quién es el guapo que define e impone a los demás conciudadanos SU sentimiento patrio como de obligado cumplimiento? Porque los sentimientos no son argumentos para razonar nada... en todo caso valen para los que los comparten (sentimientos o intereses monetarios, claro), y sólo para ellos.

FALTA FOTO
¿Cuál es el territorio de la nación española?

Me han hecho pensar las palabras de José Manuel, interesantísima persona que comienzo a conocer, cuando apela a defender la unidad territorial como uno de “los pilares básicos de la nación española”. Porque no tengo claro qué cosa es la nación española. Sin duda no es aquella territorialidad cristiana de los visigodos, ni la unidad política de los reinos católicos peninsulares que diseñaron Isabel y Fernando; la nación española tampoco debe ser –digo yo- la consecuencia de la abolición de fueros y leyes propias de los reinos ibéricos que ocurriera con Felipe IV y posteriormente en el reinado de Felipe V; tal vez sea la nación del XVIII, pero no aquella España Una Grande y Libre que nos enseñaron desde los estrados y púlpitos. Es posible que tampoco sea la España de las Autonomías que nos ha servido para convivir en los últimos lustros... porque el debate está vivo, los estatutos de autonomía están adecuándose a la nueva situación y las intenciones separatistas siguen vivas. ¿Por qué?

Seguramente porque las mismas razones/sentimientos patrios usados para defender la nación española existen para defender la nación catalana, la patria galega o euskalerría... lo bueno de todo esto es que por fin hemos conseguido en España un sistema político en el que es posible defender todas estas cuestiones. Por eso –por muy antipático que a los andaluces nos caiga- Carod Rovira puede defender la independencia de Cataluña desde dentro del sistema. Y lo mismo hacen los independentistas gallegos. Los que interfieren de mala manera en este asunto son los asesinos descerebrados de ETA, que buscan la independencia del País Vasco a bombazos... ¡flaco favor hacen a la causa vasca!

Lo que falta ahora es que los españolitos de a pie nos acostumbremos a la disparidad de pareceres y que un andaluz poco tiene que decir sobre lo que sienten y quieren los catalanes. Y si el derecho a la autodeterminación de los pueblos de España no está recogida en la Constitución, tarde o temprano deberá estarlo... Y esto no es nada raro, también en Canadá, en el Reino Unido y en Bélgica (entre otros) existen tentaciones separatistas que tiene todo el derecho a existir y a manifestarse...

No. No me gustan las patrias cuando se usan para defender según qué valores frente a otros valores porque nadie es mejor, ni tiene más derechos, por haber nacido en un lugar.

Seguramente, a la larga, en el Estado Español sólo deberán convivir los pueblos, las regiones, las realidades nacionales o las naciones que quieran, los demás deberán irse... ¡lo que no sé es adonde!



sábado, 25 de agosto de 2007

Los tiempos estaban cambiando

FALTA FOTO

Plaza del Rey, San Fernando (Cádiz-España), un viernes de agosto de 2007, a las 21:30 horas. El hecho que llama la atención: estos niños, en vez de correr detrás de una pelota o detrás de otro niño, están sentados interesadísimos en una maquinita que funciona con pilas... parece como si todo el universo estuviese concentrado en la pantallita luminosa.

Ya nos decía el bueno de Dylan en 1975 que los tiempos estaban cambiando...

Venid madres y padres
a lo largo y ancho de la tierra,
y no critiquéis
lo que vosotros no podéis comprender.

Vuestros hijos y vuestras hijas
están fuera de control.
Vuestro viejo camino se está
haciendo viejo rápidamente.

Por favor, apartaos del nuevo
si no podéis echar una mano
porque los tiempos están cambiando...

Bob Dylan, 1975 / Fragmento de “Los tiempos están cambiando”

He estado tentado de escribir que esto no pasaba hace 50 años, que cuando éramos niños los que hoy vamos hacia los 60, las noches eran para correr y hacer mil diabluras, pero no es del todo cierto...

FALTA FOTO
Villajovita (Ceuta), 1967. Imagen extraída de Crónicas de Villajovita
En la Puerta del Mané Meli, Rosi, Tobalo, Coico, Maribel, Mariquita y Paco

...porque salvando las distancias temporales y tecnológicas, también éramos capaces de hacer algo parecido, aunque los tebeos no funcionaran con pilas...



jueves, 23 de agosto de 2007

Miedo al futuro


No hace mucho le preguntaban a Labordeta (el cantautor aragonés, caminante y parlamentario) qué era lo que más temía a estas alturas de su vida, y contestaba que temía al futuro. El hombre estaba seguro de que no dejábamos a nuestros hijos un mundo mejor… Le pasaba lo mismo a mi suegro, que no entendía lo que estaba pasando en su país; y mismamente, mi padre tenía miedo a un futuro sin Franco… un día me lo dijo muy preocupado porque veía que su hijo se metía en follones que le podían llevar a comisaría por subversivo. Parece claro que cuando dejamos de ser jóvenes y nos sobrepasa la ola percibimos los cambios como amenazas…

Ellos y nosotros, cada generación, en el fondo pretendemos lo mismo: el imperio de una ley aceptada por todos... pero eso sólo ocurre cuando emana del propio pueblo. Será una ley mejor o peor, pero si es democrática incluye cauces para su mejora. Aceptar el imperio de la ley es la garantía para permanecer en civilización. Por eso todos pretendemos que se respeten las leyes nacionales y las internacionales, es decir, las reglas del juego limpio… incluso los hombres han creado organismos supranacionales que velan para que los conflictos tengan vías de solución legales y pacíficas.

Pero hoy día, a comienzos del siglo XXI, hay varios mundos en el planeta que se consideran al margen de esta honestidad. Y dos de ellos nos hielan el corazón:

El mundo más irracional, es el poder islámico emergente en todo el planeta. Es el poder irracional que emana de una religión con vocación de dirigir la vida diaria de las naciones en donde está arraigada. Tal vez es la respuesta lógica del mundo musulmán ante la pobreza y la falta de expectativas de progreso material… que a su vez sea consecuencia de su castrante cultura religiosa. La irracionalidad y la búsqueda del martirio, es decir, el desprecio de esta vida y las esperanzas en una vida eterna mejor, les hace poderosos. Lo decía Abdul Rashid uno de los clérigos islámicos que dirigían la Mezquita Roja de Islamabad, Pakistan:
"Ganamos a los rusos (en Afganistán) y ganaremos a los norteamericanos. No hay prisa. ¿Sabe por qué EE UU no puede ganar a los musulmanes con toda su tecnología y su dinero? Porque para vencer hay que tener coraje y principios. Ellos tienen 140.000 soldados en Irak y dígame uno sólo que sea capaz de ponerse una bomba en el cuerpo e inmolarse por su patria estadounidense. ¡Ninguno! Nosotros tenemos miles de jóvenes dispuestos a morir. Somos más poderosos. Dios está de nuestro lado"
De esta gente no se puedo esperar mucho, pero del mundo más poderoso, el que ostenta la ínfula de defensor de nuestro modelo de vida, deberíamos esperar algo de humanidad… pero también nos hiela el corazón: los Estados Unidos de América. La más poderosa potencia militar, económica, tecnológica, egocéntrica y cateta del planeta. Y lo es con una diferencia abismal, y con voluntad de seguir siéndolo por encima de cualquier justicia…

Da pavor leer las cosas que se dicen en su dcumento sobre Estrategia de Seguridad Nacional de Estados Unidos ...entre otras cosas porque en el fondo sólo les queda por decir como colofón lo mismo que decían en la Inquisición: "Por que Dios así lo quiere", con lo cual el mundo más poderoso daría la mano al mundo más irracional... ¡y así nos va! Dicen, por ejemplo:

Defendemos a los Estados Unidos, al pueblo estadounidense y a nuestros intereses dentro y fuera del país mediante la destrucción de las amenazas antes de que lleguen a nuestro país.

Si bien Estados Unidos tratará constantemente de obtener apoyo de la comunidad internacional, no dudaremos en actuar solos, en caso necesario, para ejercer nuestro legítimo derecho a la defensa.

Para evitar actos hostiles de nuestros adversarios, Estados Unidos actuarán preventivamente.

Emprenderemos las acciones necesarias para asegurar que nuestros esfuerzos no se vean perjudicados por el potencial de investigaciones, pesquisas o enjuiciamiento por parte del Tribunal Penal Internacional, cuya jurisdicción, que no aceptamos, no se extiende a los norteamericanos. Aplicaremos a plenitud la Ley de Protección a los Miembros de las Fuerzas Armadas Norteamericanas.

Dicho en otras palabras, todo eso significa que estos supuestos civilizados defensores de eternos valores democráticos se arrogan el derecho para detener a cualquier ciudadano, en cualquier país del mundo, por el subjetivo delito de ser sospechoso; secuestrarlo, llevarlo a cárceles secretas de terceros países que se presten, para torturarlo y mantenerlo en cárceles sin ser acusados, sin juicio y sin condena; sin status de prisionero de guerra; y para justificar tales actos se inventan absurdos eufemismos como luchadores contra la libertad… Y para colmo se declaran por encima de la ley, de forma que se pasan el Tribunal Penal Internacional por el mismísimo forro de los cojones… Y ya lo están haciendo.

También, bajo el amparo de esta doctrina, al margen de la ONU y siguiendo intereses propios (el negocio de la guerra – destrucción – reconstrucción – reposición de armas – etc.), invaden Irak con mentiras —y con el apoyo de nuestro imbécil particular—, matan a cientos de miles de irakíes; asolan el país, lo dejan sin infraestructuras, sin servicios y sin seguridad; con miles de desplazados, con la población enfrentada y cientos de muertos diarios; construyen un gobierno títere que llaman democrático; crean el mayor disparate posible y al final tendrán que marcharse con las orejas gachas porque NO es posible la derrota de un pueblo que no tiene nada que perder… o peor aún (¡ojalá me equivoque!) sigan dando pasos hacia el vacío atacando Irán.

Y ante esto ¿qué les tocará vivir a nuestros hijos? ¿Es fundado nuestro temor?



martes, 21 de agosto de 2007

El mar para los peces

Mi especie y sus antecesoras llevan miles de millones de años fuera del agua —lo de pertenecer a la especie de uno no tiene remedio, se pertenece y punto; lo que sí tiene delito es apuntarse a ciertos partidos—. Hay quien dice que eso de salir, pasear por la orilla y acabar conquistando tierra firme fue un salto evolutivo de enorme importancia… el homo sapiens venido a menos está de acuerdo con ellos: dejemos el mar para seres escurridizos.

FALTA FOTO
Álvaro en la proa del Chispita, el velerito de Juan y Marisol

Sin embargo muchos desean volver al mar primigenio y navegar a vela, en la inmensidad del océano, a solas con los propios pensamientos, en el silencio y alejados de miradas furtivas. Sí, tal cosa debe tener un enorme atractivo porque muchos lo desean y pagan fortunas para hacerlo.

…pero el domingo comprendí que servidor es más un animal de llanuras, colinas y montañas. Que estoy mejor hollando un suelo firme, de los que no se balancean fácilmente; un suelo que no tenga líquidos debajo porque aquella cosa que nos obligaron a aprender y que decía…

“Todo cuerpo sumergido en un fluido experimenta un empuje hacia arriba igual el peso del fluido desalojado”

FALTA FOTO
Álvaro junto al chatarrero semihundido en las cercanías de Gibraltar. Agosto/2007

…viendo según qué cosas me suena igual que la Salve Marinera, o sea, me suena a triste letanía que presagia desgracias. Definitivamente, a este homo sapiens venido a menos le apetece más dejar huellas sólidas y construir caminos duraderos que dejar estelas en la mar…


…o sea, ¡que me mareo y vomito, joder!
¿Es que hay que explicarlo todo?



lunes, 20 de agosto de 2007

Crónicas de unas vacaciones caseras: agostando agosto

Tengo amigos que ahora mismo –agosto de 2007- están caminando hacia Santiago. Él, ella y sus dos hijas. A primera hora de la mañana les llegará el aroma de los bosques gallegos, que es fresco y alcanza el último rincón de los pulmones, y lo invade todo de ligereza. Ese deberá ser el aroma de alma gallega que les irá invadiendo y les hará olvidar el resto de la realidad.


Hoy les he dicho a mis amigos, los que caminan ligeros de equipaje buscando la siguiente zancada: “Seguramente hoy vuestra realidad se centra en el siguiente paso. Pero hay otros mundos... y el más bello se abre al final de la siguiente cuesta...”

...hace tres años lo hicimos mi compi de la vida y servidor. Comenzamos los pasos donde comienza Galicia. Y cuando se camina por esa tierra de meigas, con tu mundo reducido a lo que cabe en la mochila, Galicia se vuelve mágica y hasta el heno fermentado y las bostas de vaca cobran vida propia, y es una vida que agrada. Vivir de tu mochila te hace comprender lo inútil de la mayoría de las cosas y lo importante que es dar un paso, aunque sea pequeño, hacia la dirección que consideras correcta...

“Es cierto que lo importante no es el sitio al que viajes, lo importante es cómo se hace el camino y comprender que cada paso modela tu vida a partir de él. Pero, sobre todo, lo importante es poder compartir tu camino con un buen compañero... hacia Santiago o hacia cualquier sitio. Si no compartes tus sentimientos, tus ideas, tus alegrías y tristezas de poco vale poseerlos...”

FALTA FOTO
Algunos Niños Vi.Jo. en el tinglaillo del Milano. Agosto/2007

Y hablando de realidad real, en las Noches del Tinglaillo, mi amigo Carlos V, que es ATS y trabaja en la sanidad pública atendiendo a personas con pocos recursos, de vez en cuando me inyecta en vena una buena dosis de realidad. Son palabras de la vida cotidiana que vienen muy bien para que los teóricos de salón virtual pongamos los pies en el suelo y nos dejemos de ínfulas revolucionarias que arreglan el universo... y me cuenta Carlos V la cantidad de personas que conoce y trata; ancianos completamente solos, sin recursos y sin atención familiar que sobreviven a un paso de nuestras casas. Son sus viejitos, la mayoría de las veces más necesitados de una rato de charla que de una atención sanitaria. Y me cuenta que son bolsas de marginalidad incrustadas en el corazón mismo de numerosas ciudades españolas. Barrios que en numerosos aspectos viven al margen NO YA de la ley, si no al margen de la realidad pintada en los telediarios o en las estadísticas que dibujan a un país... la realidad llana es que hay demasiadas personas solas; demasiadas familias en las que todos los miembros malviven gracias a la pensión del viejito; jóvenes sin expectativas que están a un paso de la marginalidad si no dentro de ella...

Y cada vez que le escucho me doy cuenta de la debilidad de cualquier teoría frente al estacazo que representa la realidad de sus viejitos y del mundo en el que viven... No hay que irse lejos para encontrar terceros mundos, mi amigo Carlos V los visita todos los días en el centro de su ciudad, en el Sur de España.



jueves, 16 de agosto de 2007

Relativismo moral de la iglesia

Las cosas como son, la nueva asignatura Educación para la Ciudadanía (EpC) molesta profundamente a la Iglesia española porque amenaza el poder que ejerce sobre su rebaño... ¡hijos de la Iglesia que hasta pueden acabar convertidos en ciudadanos democráticos con criterios propios! Es decir, la Iglesia ve peligrar el privilegio que ha mantenido durante siglos para imponer su moral a una feligresía -que coincidía con la totalidad de ciudadanos- a fuerza de mantenernos en la ignorancia y amedrentados con castigos eternos. Y tienen toda la razón, y además estoy de acuerdo con ellos: la Iglesia española debe oponerse con decisión a la EpC, e intentar por todos los medios mantener y propagar sus criterios de moralidad en esta sociedad porque de otra forma el tinglaillo se les derrumba a ojos vista.

FALTA FOTO
Mordaza. Reproducción de un original del siglo XVI, hecho en 1857 para una exposición de historia ciudadana en Bamberg, Alemania.

Pero, ¿por qué a la Iglesia le preocupa tanto perder presencia en la sociedad española? En el fondo porque la Iglesia Católica en su conjunto es una organización que se perpetúa en el tiempo como un ser vivo. Ninguna otra organización de hombres ha sido tan camaleónica como la Iglesia, que ha sido capaz de sobrevivir dos mil años y salir airosa de todas las situaciones sociales o políticas, por opuestas que hayan sido, en base a sintonizar y apoyar cualquier supuesto moral por abyecto que resultase.

El episcopado español —y las organizaciones de su órbita— basan su oposición a EpC en lo que llaman el relativismo moral que supuestamente difunde la nueva asignatura. Para ellos el respeto a la diversidad —de pensamiento, ideología y religión; de condición sexual; de matrimonio y relaciones personales; de interpretación de la naturaleza de las cosas—, que es consecuencia directa de los derechos humanos, es opuesto a la moral católicaporque es una moral laica, es decir, que emana de la racionalidad, de la necesidad de establecer lo correcto como algo racional y nunca como una imposición de los dioses. Y este es el camino por donde irán inevitablemente las cosas; los tiempos de oscurantismos, fanatismos y fantasías esotéricas han pasado (por lo menos en occidente)… pero ellos tratan por todos los medios de retrasar el momento. Es una simple cuestión de supervivencia… supervivencia para la casta sacerdotal, por supuesto.

Y mienten como bellacos, y se autodefinen como hipócritas, cuando acusan de relativismo moral a los promotores de EpC porque ninguna otra organización de hombres ha utilizado más aviesamente el relativismo moral como la propia Iglesia…

…una Iglesia capaz de amparar a personas admirables, pero también capaz de innumerables tropelías contra la humanidad, porque a pesar de disponer del mensaje divino de amor a los hombres, por ejemplo, no tuvo el menor reparo en apoyar el tormento —hasta bien entrado el siglo XVIII— para que el brazo secular torturase con refinada saña a los disidentes de sus teorías (herejes), o para algo tan absurdo como torturar y asesinar a supuestas brujas por haber mantenido relaciones con el diablo…

Este pequeño homo sapiens venido a menos no llega a entender la maldad que puede generar una religión capaz de apoyar el uso de, entre otros artilugios, la mordaza, instrumento de hierro que cubría la boca de los torturados condenados por la Santa Inquisición para ahogar los gritos mientras se quemaban en la hoguera… porque tales gritos impedían oír los sones de la música sacra que acompañaban los autos de fe (tortura de herejes). Y en el caso de Giordano Bruno, ”culpable de ser una de las inteligencias más luminosas de su tiempo, fue quemado en la plaza del Campo dei Fiori en Roma en 1600 con la mordaza de hierro provista de dos largas púas, una de las cuales perforaba la lengua y salía por debajo de la barbilla, mientras que la otra perforaba el paladar” clavos que no matan de por sí, pero que le hizo callar y morir lentamente. Eso sí, bajo los sones de la música sacra, solo turbada por el crepitar de llamas y grasa humana… ¡porque Dios lo quiere!

No, la Iglesia no puede esgrimir el argumento de relativismo moral, y el que lo haga es un descarado amoral.



lunes, 13 de agosto de 2007

Mi gente sorprendente: don Eduardo

Ayer vi pasear a un chiquillo del barrio. Lo conozco desde que aprendió a andar… y ahora está convertido en un adolescente alto y guapo. Iba con su amigo, cogiditos de la mano ytonteando. ¡Oye, me quedé…! No podía retirar la mirada de la parejita feliz. ¿Qué pasaba? ¿Servidor estaba escandalizado? ¿Pero, hombre? ¡Todo el día hablando de tolerancia y derechos y a la primera me escandalizo! Mi compi de la vida me estaba mirando asombrada… ¡pero no por la parejita, sino por la cara que se me puso!

— Nene, cada día te pareces más a tu suegro… — me dijo la puñetera.

FALTA FOTO
Si don Eduardo viera en qué hemos convertido su España...

Mi compi de la vida se regodea cuando dice que cada día que pasa me parezco más a mi suegro… o sea, a don Eduardo, su señor padre, ciudadano de recio carácter, policía desde la posguerra española, que lucía bigotito y certificado de adhesión al régimen. Don Eduardo abandonó sus estudios de derecho para luchar en varios frentes de la guerra civil española. Fue herido en el hombro durante el rescate heroico de su novia, que había quedado en territorio enemigo. Sí, don Eduardo fue un hombre íntegro en sus convicciones, y no tenía el menor reparo en expresarlas… ¡que para eso habían ganado! Como cualquiera de nosotros, mi futuro suegro fue una consecuencia de los tiempos que le tocó vivir…

…y, además, como cualquier orgulloso padre de la niña de sus ojos, enemigo del mequetrefe que se la quería llevar al huerto. ¡Pero, claro, quisiera don Eduardo o no quisiera, a aquella chiquilla había que llevársela al huerto! ¡Qué coño!

Recuerdo que en aquel tiempo, cuando la niña de sus ojos salía con ese melenudo rojo de mierda el mundo se le derrumbaba a su alrededor. Franco moría en la cama y los enemigos vencidos en el campo de batalla volvían a salir con insolencia de debajo de las piedras… y, para colmo, los usos cotidianos, las cosas corrientes, se subvertían y relajaban. Sí, a don Eduardo —y a toda una generación— le costó aceptar la nueva situación de su país.

Y en esto apareció servidor en su propia casa —entiendo que en su inteligencia yo era la representación de los desastres que acontecían en España—, pretendiendo a su niña… así que lo tuve claro: no se callaba ni una, y encima le gustaba tirarme de la lengua y ponerme en situaciones difíciles…

— Esto es una memocracia… je, je, je. — decía, y se quedaba mirando burlón y desafiante esperando mi respuesta.

Y como servidor era excesivamente prudente y me las tragaba todas —jolines, es que estaba en su casa y era el padre de mi chiquilla—, me callaba y miraba para otro lado. Sin duda, don Eduardo debía estar focalizando en ese melenudo subversivo su perplejidad por lo que estaba pasando en su vida… Y yo creo que le gustaba la situación.

Je, je. Pero con el tiempo me las ingenié para que durmiera en mi casa NO bajo un tradicional crucifijo si no BAJO UN CARTEL DEL CHE GUEVARA. ¡Toma ya subversión!

Es que la venganza es un plato que se sirve frío…



jueves, 9 de agosto de 2007

Será legal, pero no hay derecho

Mi padre, mi suegro y la inmensa mayoría de lo varones mayores que conozco —digo varones porque nuestras madres y abuelas no contaban para mucho y se dedicaron a servir al marido y a los hijos, pero eso no era trabajo—, se pasaron toda su vida trabajando para, al final, tener escasamente una casa y un coche… Y aún estos fueron muy afortunados porque los hay en España y en cualquier lugar del mundo, mucho peor tratados por la vida.

FALTA FOTO
Playa de los Alemanes, en Zahara de los Atunes (Barbate-Cádiz-España)
La foto está lanzada desde el Faro de Punta Camarinal.

Y, del mismo modo, todos conocemos a algunos seres privilegiados capaces de construir una casa en una playa del paraíso, a pocos metros de la mayor pleamar… para habitarla escasos 15 días al año. Esa casa en concreto, la del círculo rojo, rodeada de un impenetrable vergel, situada en la llamada Playa de los Alemanes, en Zahara de los Atunes (Cádiz-España), podría pertenecer perfectamente a un escritor de éxito como J. J. Benítez; o a una cantante de nariz repetidamente operada como Paloma San Basilio; o a un hijo o sobrino de un nazi alemán escapado por piernas al final de la 2ª Guerra Mundial y refugiado bajo el regazo de Franco en esta recóndita costa… estoy seguro que cualquiera de los citados, y las decenas de propietarios que le rodean, son personas exquisitas en el trato, cultos, respetables y civilizados, incluso trabajadores en lo suyo.

Pero también estoy seguro que estos hombres no han trabajado, ni se han esforzado, ni la décima parte de lo que trabajó en su vida (p.e.) mi amigo Lía-Lía —y cuando se dice Lía-Lía, se podría decir de miles de otros hombres—…

…este homo sapiens venido a menos no sabe cómo decirlo con corrección, pero tenemos asumido como normal algo que es muy indecente: la desigualdad y la falta de oportunidades; la avaricia personal amparada por la ley; la injusticia de un sistema que reparte muy mal la riqueza; el culto exagerado a la propiedad; nuestra permisividad para que la economía y el mercado gobiernen nuestras vidas; la comodidad de olvidar la revolución necesaria y siempre pendiente…

Será muy incomodo y muy inquietante, pero en justicia tal vez deberíamos plantear otra revolución que racionalice la conservación del planeta y busque de nuevo algo parecido a la justicia entre personas y naciones. ¿Quién se apunta?

Je, je, je… Mu bueno lo tuyo, pishita. Mu propio… pero para empezar, defíneme justicia, porfa… a ver si empezamos a aclararnos. Pero, además, homo sapiens echao a perder, deberías explicar que lo expuesto es una cuestión de grado, y que otros podrían ponerte a tí -habitante de un bonito unifamiliar- en el lugar de la casa del círculo rojo... todo es cuestión de distancias, machote. Me parece que hoy te has lucido.

Fdo: Alter Ego



miércoles, 8 de agosto de 2007

Artículo de Gregorio Peces Barba

Copio y pego este artículo de don Gregorio Peces-Barba aparecido en El País...
Frente a la altura intelectual del viejo profesor, los obispos de España parecen una caterva de trogloditas.

En torno a la Educación para la Ciudadanía
GREGORIO PECES-BARBA MARTÍNEZ 07/08/2007

El presidente del Gobierno, en el Congreso de las Juventudes Socialistas, ha contestado con contundencia a la posición de los obispos y de la jerarquía católica española contra la asignatura Educación para la Ciudadanía. Ha dicho que no se puede contraponer la fe a la ley en una sociedad democrática como la nuestra. Menos se pueden oponer las ideologías temporales sustentadas por esas jerarquías que asumen una cultura tradicional antimoderna y clerical que se opone a muchas conclusiones legales del Estado democrático, y que pretenden vender como la verdad que nos hace libres.

Ahora toca Educación para la Ciudadanía, antes fue el divorcio, el aborto, la enseñanza de la religión, el matrimonio entre homosexuales, la Ley de Educación e incluso dimensiones de la financiación que les parecen insuficientes.

Desde una arrogancia extrema, una sensación de impunidad y un insufrible sentido de superioridad, derivada de que administran "verdades superiores", llevan años desafiando a las autoridades legítimas, a la Constitución y a la ley intentando imponer sus criterios frente al interés general y a la soberanía popular residenciada en el Parlamento. Frente a esas actitudes, el Gobierno ha tenido una política de moderación. Ha evitado las confrontaciones y ha retirado los aspectos más delicados del programa de Educación para la Ciudadanía, aunque están aprobados por leyes del Parlamento. Ninguna de esas actitudes ha calmado la beligerancia de los cardenales y de los obispos, que siempre buscan nuevos conflictos para la confrontación. La inmediata contestación a las palabras del presidente, con un tono desafiante, es el último signo de su rebelión frente a la Constitución y a la legalidad. El cardenal Cañizares ha acusado al Gobierno de ir contra la sociedad y ha defendido el papel de la Iglesia como impulsora de los derechos humanos. (sic) La inocencia histórica basada en el olvido de todo lo que han hecho les permite esa buena conciencia, aunque esté construida desde la mentira histórica. Mantienen firme su arraigada idea de que son depositarios de verdades que están por encima de las coyunturales mayorías y de la soberanía popular, en un documento colectivo que publicaron en 1988.

En definitiva, sólo aceptan la democracia con la boca chica, y fundamentalmente para lo que les favorezca. Por su actitud ante muchas leyes que son expresión de la mayoría parlamentaria se ve que en el fondo permanecen con los principios anti-ilustrados, que se expresaron en los documentos pontificios del siglo XIX, desde la Mirari Vos de 1.832 a la Libertas de León XIII. Con este espíritu declararon Cruzada al levantamiento militar, legitimaron con sus gestos la idea de que Franco respondía ante Dios y ante la historia y respaldaron la represión terrible que se produjo contra los vencidos.

El paréntesis de aire fresco de Juan XXIII y de Pablo VI fue sólo eso, como lo fue la etapa del cardenal Tarancón. Desde entonces han vuelto a las andadas en la Iglesia universal con Juan Pablo II y Benedicto XVI, con especial repercusión en España frente a la mayor neutralidad de otras iglesias europeas, que están en su sitio y no fuera de toda contención como la actual Iglesia española.

Muy falta de rigor intelectual, la Iglesia jerárquica aplica continuamente la técnica de los dos raseros y de las dos medidas. Impulsa y apoya la formación del espíritu nacional, asignatura obligatoria durante el franquismo, que extendía la ideología corporativa y falangista de aquel régimen y aceptaba que la enseñanza de la religión fuera obligatoria para todos creyentes y no creyentes, y ahora exige la enseñanza de la religión en horario escolar y evaluable, y también rechaza que no tenga alternativa; en su confusión ataca al divorcio y al aborto y sigue sin condenar la pena de muerte. Parece, aunque no lo confiesen, que su modelo es Irán donde el islamismo, la religión manda sobre las autoridades y sobre el propio presidente de la República y donde la pena de muerte no sólo está vigente sino que se aplica con abundancia. Naturalmente sin aceptar el islamismo, es imposible seguir su modelo en los contenidos, aunque sí les gustaría poder aplicar sus formas.

En este tema de la Educación para la Ciudadanía tienen el seguidismo inexplicable del Partido Popular, que está haciendo de fuerza de choque de esta cruzada contra la recta formación democrática de los ciudadanos. Están tirando piedras contra su propio tejado para favorecer una mentalidad clerical que les dificultará mucho gobernar cuando los ciudadanos les reclamen. Es tal su ceguera y su decisión para expulsar al Gobierno socialista y para ocupar el poder que apuestan por este escenario con hegemonía de la Iglesia-institución sin pensar el daño que hacen así a la España civil. Está visto que los que se llaman liberales como la Esperanza Aguirre apoyan estas campañas que Stuart Mill, el granliberal, repudiaría si viviese. Una mezcla de ignorancia y de inconsciencia respecto al daño que producen y de rencor hacia las actuales autoridades les llevan a este peligroso seguidismo, que ninguna derecha europea seria puede apoyar.

Además de la falta de fundamentos intelectuales para justificar el rechazo de la Educación para la Ciudadanía, con posturas que contradicen la evolución de la modernidad, con la secularización de la moralidad, con la tolerancia, con el pluralismo y con la idea de la persona centro del mundo y centrada en el mundo, su oportunismo y su falta de rigor desmerecen su postura ante los sectores ilustrados y libres que son mayoritarios en la sociedad española. Se aprovechan de su inmunidad, que es impunidad, y juegan sucio ante un poder político que no quiere enfrentarse con la jerarquía. En su insensatez están alentando un imposible movimiento de objeción de conciencia que carece de cualquier posibilidad de prosperar, ocultando que realmente propugnan la desobediencia civil, que puede conducir a quienes les sigan, entre los padres de familia, a un muy grave perjuicio puesto que sus hijos no podrán acabar el nivel de enseñanza correspondiente sin Educación para la Ciudadanía ni obtener el grado.

Me dicen que un sacerdote de Toledo está haciendo una tesis doctoral sobre mi obra, que se titularía, según las buenas fuentes que me han informado, "De la destrucción de la verdad al totalitarismo. El pensamiento de Gregorio Peces-Barba". Me cuesta creer que sea cierto, pero me aseguran que lo es. Prefiero discutir de ideas y no interferir en temas personales, pero me parece que están volviendo a las andadas de condenar a quienes les llevan la contraria. Ya otros españoles anteriores, como Fernando de los Ríos o Manuel Azaña, entre muchos más, sufrieron en su tiempo las embestidas de una jerarquía montaraz. En un discurso pronunciado en enero de 1850 en la Asamblea Legislativa sobre la libertad de enseñanza, Victor Hugo identificó con precisión a esta Iglesia que rechaza la modernidad: "Impide a la ciencia y al genio ir más allá del misal y quiere enclaustrar el pensamiento en el dogma. Todos los pasos que ha dado la inteligencia en Europa, los ha hecho a su pesar. Su historia está escrita en el reverso de la historia del progreso humano. Se ha opuesto a todo... no hay un poeta, un escrito, un filósofo, un pensador, que acepten. Y todo lo que ha sido escrito, descubierto, soñado, deducido, ilusionado, enajenado, inventado por los genios, el tesoro de la civilización, la herencia común de las inteligencias, lo rechazan...".

No pueden ni deben seguir por ese camino ni tensar tanto la cuerda. Son responsables de la agitación que impide la paz social, y beligerantes contra la política del Gobierno y contra cualquier progreso. Deben sosegarse y permitir el desarrollo normal de la sociedad civil, sin sus constantes interferencias, sin hostigar a los heterodoxos ni despreciar a las conciencias individuales que no coinciden con sus planteamientos. Deben tener más respeto a los disidentes y evitar maldecir y condenar todo el tiempo. Si este nuevo clima no se consigue en la próxima legislatura, habrá que abordar el tema de la acción y de la situación de la Iglesia y establecer un nuevo estatus, que les sitúe en su sitio y que respete la autonomía de la autoridad civil.


Gregorio Peces-Barba Martínez es catedrático de Filosofía del Derecho de la Universidad Carlos III de Madrid



martes, 7 de agosto de 2007

Cuando alzan el vuelo

Nos pasamos la vida enseñándoles a volar. Y cuando alzan el vuelo y regresamos al nido vacío percibimos que NO han sido suficientes las palabras habladas. Siempre nos queda la última, atrancada en el corazón, apenas esbozada y siempre pospuesta para mejor ocasión… y con el batir de alas, con la ráfaga del vuelo, en el aire se desvanece un abrazo pendiente, algo más fuerte que el anterior, para cuando vuelvan.

FALTA FOTO
Ibis Eremita oteando el horizonte desde la playa (Sierra del Retín) La foto es de Alex

Y nunca tendremos la seguridad de haberles enseñado la mejor derrota, el mejor rumbo… porque el horizonte que teníamos para ellos —lo que sería su punto de partida— era amplio y con referencias confusas.

FALTA FOTO
Proyecto Eremita. Ibis en la playa del Retín. La foto es de Alex

A estas alturas de la vida, nuestro vuelo ya es rasante, de horizonte próximo… pero el de ellos es alto y alcanzará la misteriosa línea que cae más allá del viejo barco…

FALTA FOTO

Nada es eterno en nuestro concepto. Inevitablemente quedaremos en el camino como una etapa. Y el impulso de su vuelo nos apegará a la tierra… pero verles volar libres y felices será nuestra máxima conquista.




domingo, 5 de agosto de 2007

Crónicas de unas vacaciones caseras: Reflexión Ratzinger

Aunque servidor ya no esté de vacaciones -¡alguien tiene que sacar adelante a este país!-, sigue uno en agosto con la misma sensación de relax. Y sin que sirva de precedente estoy de acuerdo con el Papa cuando dijo que para los católicos las vacaciones era un buen momento para "relajar el físico y nutrir el espíritu con oración y meditación". Tiempo hay para tales menesteres, es la verdad, pero la caló -¡cagóndié con la caló!- no deja el cuerpo ni la mente para muchos trotes intelectuales.

Decía el Papa Ratzinger desde los Alpes Dolomitas que "ante este espectáculo de prados, bosques y montañas que se elevan al cielo, surge espontáneo el deseo de agradecer a Dios por todas las maravillas que ha realizado, y mostrar admiración por estas bellezas naturales que se transforman fácilmente en oración"

FALTA FOTO

Usa el Papa la admiración y grandiosidad del universo y nuestra propia pequeñez para buscar a Dios... pero el hombre la fastidia cuando nos amenaza de nuevo con la realidad del infierno. ¡Que sí, que sí, que existe y es tan real como mi última meada! Así que ojo, y a obedecer al episcopado, porque de otra manera nos vamos derechitos al infierno para toda la eternidad.


A veces este hombre resulta bastante pueril en sus deseos de volver a Trento, a Pio IX y su Sillabus... Bueno ¿y qué? ¿Por qué habría de importar esto a un insignificante homo sapiens venido a menos que se dice apóstata y ateo? ¡Que cada cual crea en lo que quiera que pa eso son sus creencias! ¿no?

Pues me importa porque las religiones monoteístas no permanecen en sus templos y son machaconamente proselitistas y tratan de inmiscuirse en mi vida, influir en las leyes de mi país para que su moral irracional quede por encima de la ley y la moral ciudadana, y porque complica peligrosamente las relaciones entre naciones... y lo emponzoñan todo con su mensaje de intolerancia que es común a todas ellas. Intolerancia que es inherente a su condición de religión revelada por su Dios y, por tanto, única y verdadera. ¡Dios no puede estar equivocado, y, por tanto, los demás, es decir, los infieles están en el error!

Ratzinger nos invitaba a buscar a Dios en las montañas nevadas de los Alpes... servidor os invita a buscarlo aquí, en la praxis de estas religiones monoteístas aparentemente bondadosas y civilizadoras:



...y tampoco iría mal buscar a Dios en las imágenes del post anterior...
¡Y una muñeca Chochona para el que lo encuentre!



sábado, 4 de agosto de 2007

¿Respeto o beligerancia?

Hay cosas con las que no podemos ser tolerantes...

FALTA FOTO

Pulsa encima de la imagen para descargar el video de una ejecución por lapidación en un país musulman donde se aplica la sharía.

Ningún dios único, de esos que se dicen inconmensurables y misericordiosos, se puede sentir ofendido por los actos de un hombre hasta el punto de querer ese dios castigar al hombre de cualquier forma, ¡y menos aún de manera tan cruel! La sharía no puede ser ley de dios... es solamente la ley de unos hombres miserables y cobardes que temen perder su poder. Tan simple y tan criminal como eso.

A este homo sapiens venido a menos NO le gustaría perder nunca la beligerancia -por lo menos la de salón virtual- contra estas formas de vivir y contra los hombres con estosmuebles en la cabeza (aunque ellos no sean culpables de tenerlos)

¡Esto no puede ser! ¡Esto no puede ser! ¡Esto no puede ser! ¡Esto no puede ser!

FALTA FOTO
Chinos en el Tibet

En China, 1905


America



En Saigón / Vietnam

Y en Kuwait




En Iran también se ahorcan adolescentes.

jueves, 2 de agosto de 2007

Alejandro y el Proyecto Eremita: Hay gente pa tó

Los pollos nacen sin problemas en el zoológico de Jerez (y también en otro de Inglaterra), pero no son capaces de vivir en libertad —sólo quedan dos colonias silvestres en el planeta, una en el suroeste de Marruecos y otra en Palmyra, Siria—. Así que cogen a los pollos y los llevan hasta la Sierra del Retín, entre Barbate y Zahara de los Atunes (provincia de Cádiz, España), que es zona de uso militar y por tanto, exenta de miradas y presencias indiscretas… y es allí donde las madres adoptivas (humanos vestidos de negro y cascos con pico rojo) les enseñan a buscar alimentos entre piedras y dunas, a relacionarse entre ellos, y a crear vínculos de grupo hasta que logran vivir en libertad. Intentan crear así una colonia de Ibis Eremita que progrese por sí misma: es el Proyecto Eremita… ya veis que no tiene nada que ver con la búsqueda de armas biológicas militares ni otras malas artes.

FALTA FOTO
La madre adoptiva Alejandro, entre “L” y “Sandra”

Si alguna actividad se ajusta al perfil de Alejandro es este (VEA este enlace)… cuenta quelos pájaros eran buena gente y que cuando se despidió del proyecto estuvo un rato encerrado en la jaula grande abrazando a cada uno de sus pollos. Me lo creo… Este niño ha nacido para cosas como estas.

Con orgullo de madre, mi compi de la vida contaba a una amiga que Alejandro estaba de voluntariado, enseñando a vivir en libertad a unos pájaros negros de pico rojo que se estaban extinguiendo… Respuesta de la amiga:

— ¡Hay que ver! ¡Con la de niños que se mueren de hambre en el mundo y aquí gastando dinero en cuidar a unos pájaros!

Es verdad, con la de niños que se mueren de hambre en el mundo:

…y los filósofos filosofando; y los carpinteros haciendo mesas; y los poetas haciendo versos; y los fontaneros cobrando un pastón; y los valientes gudaris haciendo patria; y los dentistas ¡cagondié con los dentistas!; y los delincuentes delinquiendo; y los ciclistas corriendo en bici; y los niñatos usando el móvil sin control; y las monjas con sus negocios escolares; y los curas repartiendo hostias; y los martires que se inmolan en mitad de un mercado; y los obispos incordiando en la vida secular; y la guardiacivil poniendo multas; y la gente en la playita; y los chiringuitos llenos de dentistas; y el sol saliendo todos los días; y el papa rezando; y el amante amando; y el mundo que no se para… ¿Dónde coño iremos a parar?

¡No estaría mal apuntar correctamente al sitio, cariño!

FALTA FOTO - FALTA FOTO
La madre adoptiva Alejandro, en perversa actitud cariñosa con los Ibis Eremita